San Martín de los Andes: Una ciudad con problemas de aldea

San Martín de los Andes – Para quienes vivimos acá quizás el título resulte chocante o duela, pero es difícil escaparle a la realidad cuando una ciudad turística por excelencia con la cantidad de servicios de toda índole, terminen siendo escasos producto de las inclemencias climáticas.

Lo cierto es que la cantidad de nieve caída en las jornadas del jueves, viernes y sábado hicieron que todos los servicios colapsen, sobretodo si se toma en cuenta que desde el mismo jueves el servicio de energía eléctrica terminó por colapsar, no solo en nuestra ciudad sino también en la vecina localidad de Junín.

En San Martín de los Andes y alrededores la gran mayoría de la población utiliza red de gas natural, pero en los barrios más alejados no solo que producto de las calles atestadas de nieve no se podía salir a buscar gas, sino que además de eso la imposibilidad de contar con luz y agua hacían que el panorama sea tétrico.

Podemos mostrar álbumes de fotos y estar párrafos y párrafos hablando de la cantidad de problemas que generó el temporal de nieve. Árboles caídos, las plazas y calles de las ciudad son cementerios de ramas, lagunas inmensas producto de la acumulación de nieve, residentes sin luz, gas y en algunos casos sin tener agua, y quizás lo peor es que están sin tener información fidedigna sobre cómo va a continuar la situación o cuándo van a volver los servicios a los diferentes barrios de la ciudad. Hoy es domingo y ya pasaron casi 72 horas sin luz en algunos sectores, lo que demuestra una clara falta de previsión ante una tormenta que las autoridades sabían que llegarían.

La gran cantidad de comerciantes que se prepararon para la temporada ven como su mercadería terminó por perderse producto de la gran cantidad de horas que no tuvieron energía eléctrica. No solamente los residentes tuvieron problemas y replicaron los reclamos, sino que las quejas y reclamos de los turistas que llegaron en gran masa en las últimas horas a San Martín, fueron muchas. De pasar frío en los hoteles porque la calefacción es a base de energía eléctrica a tener que consumir en diferentes comercios que contaban con grupos electrógenos, para poder mantenerse calefaccionados o comunicados con sus familias.

Desde el municipio se intentó dar toda la ayuda disponible, pero la realidad es que no alcanzó. Brunilda agradeció a cada una de las instituciones que trabajan mancomunadamente, para sobrellevar las inclemencias del tiempo en la ciudad. “Fue muy grato ver la solidaridad y la reciprocidad que hay”, dijo. Sin embargo en las redes sociales las quejas y los reclamos son innumerables, aunque se reconoce el gran trabajo llevado adelante sobretodo los trabajadores del Ente de Energía Eléctrica.

Lo más grave es la poca previsión que hubo, el pasado miércoles en uno de los diarios de la localidad el Director de Defensa Civil, Eduardo Muñoz decía, “Estamos preparados hace más de un mes para el Operativo Invernal. Estamos, gracias a Dios, bien equipados y acompañados por instituciones locales, así como por Seguridad Vial de provincia y de nación”. Muñoz aseguró “estamos siempre atentos, aunque creemos que esta nevada no será tan grande”, decía el Director en referencia al pronóstico de lluvia y nieve que se anunciaba para el mismo miércoles y los próximos días. “Se han reforzado las cuadrillas para estar atentos a esta situación”, comentaba en base a la experiencia adquirida la primera nevada con grandes lluvias registrada semanas atrás.

“Las bocas de tormenta se habían tapado, lo informamos a Obras Públicas para que tome recaudos y hemos solicitado, si bien tenemos dos semanas de vacaciones de los chicos, que se armen los puentecitos que teníamos permanentemente para la entrada y salida de algunos colegios donde realmente se complicaba”. Para concluir, el Director de Defensa Civil solicitó a la comunidad que se mantenga alerta y en contacto, para facilitar la comunicación en caso de ser necesario. De todos modos, afirmó: “Estamos preparados para lo que suceda y las instituciones están atentas a nuestro requerimiento”.

Lamentablemente ni las bocas de tormenta se destaparon ni los pocos «puentecitos» que se vieron en algunas esquinas, no solo fueron pocos sino demasiado pequeños porque terminaron flotando en las esquinas inundadas. Como se ve o la previsión de la que se hablaba no existió o tal vez en una ciudad cordillerana como la nuestra la cantidad de nieve esperada fue totalmente desbordante para las autoridades locales. Claramente a pesar de los esfuerzos, que no son pocos, se ve la falta de presencia del Estado ante estas circunstancias.

No sirve criticar por criticar, pero cuando uno ve que el termómetro marca -15° grados, es inevitable pensar que lamentablemente nuestro pueblo se sigue manejando como una aldea de montaña cuando somos una ciudad de casi 40 mil habitantes. Parece además irrisorio, que cuando todo el sector turístico espera las vacaciones para poder trabajar y generar recursos para poder subsistir el resto del año, San Martín de los Andes, es la única ciudad que tiene un centro de esquí de alta complejidad que cuando recibe una gran cantidad de nieve necesaria para su funcionamiento, termina por cerrar sus puertas por la falta de luz.

Ojalá prontamente se logren restablecer los servicios a la localidad y que de una buena vez, logremos pensar, actuar y disfrutar de una ciudad capaz de brindar al residente y al turista la atención que se merece.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.