Padres Organizados se reunió con el ministro Llancafilo

El viernes 3 de junio Padres Organizados se reunió con el ministro de Gobierno y Educación, Osvaldo Llancafilo en la que le manifestaron su preocupación frente a la situación que atraviesan diferentes establecimientos de la provincia de Neuquén. En la carta que le presentaron a ministro, enfatizaron los daños que la pandemia causó en el estudiantado. 

Aseguraron, que los cierres que se realizaron durante la peor etapa de la pandemia afectaron, particularmente, a los niños y adolescentes que fueron alejados de sus escuelas. También, manifestaron que, tras más de dos años, continúan preocupados porque se garantice una educación de calidad para todos los niños, niñas y adolescentes, tanto del ámbito público como privado. 

En este sentido, expresaron: “Nuestros niños necesitan volver a una vida y a una escuela que priorice su bienestar, debemos reconocer que el 2021 concluyó sin que el daño provocado por el cierre de escuelas y las medidas de confinamiento haya sido remediado”.

Por otra parte, a través de las redes sociales, compartieron un punteo de los temas principales que trataron durante la reunión con el ministro de Gobierno y Educación y la presidente del Consejo Provincial de Educación. Entre los cuales destacaron: 

-La educación debe ser servicio público esencial garantizándole el pleno derecho en igual de oportunidades a todos los estudiantes de la provincia. No pueden seguir sin clases ningún estudiante en la provincia de Neuquén. 
-La grave situación de la infraestructura escolar (1 de cada 25 cerrada por obras por tiempos prolongados, 1 de cada 20 por otras obras) 
-Necesitamos soluciones urgentes y más permanentes, seguras, no parches. 
-La responsabilidad del estado y relevamiento edilicio es 100 por ciento del Ministerio de Educación. 
-No puede reinar la anarquía (las resoluciones del CPE se deben implementar en toda la provincia).  
-Los comedores escolares se deben garantizar siempre. 
-La educación es un derecho que debe superar las diferencias y trascender las disputas políticas. 

“En una provincia rica, la mitad de los niños viven en situación de pobreza, la educación de calidad para el 100 por ciento de los chicos debe ser un acuerdo de todos”, remarcaron los Padres Organizados. 

Y añadieron: “Hoy no tenemos los números de deserciones, ni los planes para apuntalar los aprendizajes. El ciclo lectivo 2022 exige restablecer un enfoque que priorice el interés superior del niño, eliminando todas las medidas que afectan la experiencia educativa y formativa”. 

Además, le exigieron al ministro y a las autoridades que trabajen en la recuperación de los contenidos perdidos durante el 2020 y 2021. Al respecto, remarcaron: “Exigimos como ciudadanos, una escuela abierta y mejorada, que trabaje en la recuperación de contenidos y en la reparación del daño emocional, físico e intelectual provocado por la interrupción de la escolaridad presencial y por las medidas de confinamiento”. 

Es sabido que, en San Martín de los Andes, son varias las escuelas públicas que vieron gravemente afectados sus edificios y que, desde el retorno a la presencialidad plena, tuvieron que suspender las clases en reiteradas ocasiones. Desde Padres Organizados, remarcaron: “Creemos que la educación es el pilar fundamental de la construcción de oportunidades y que es el rol igualador de la escuela el que ha permitido que los contextos y las condiciones materiales y simbólicas donde cada niño y niña nace, no determine su futuro”. 

Por último, detallaron cuáles son, para ellos, los principales puntos en los que se deberían trabajar para que se mejoren las instancias educativas. Entre ellas, enumeraron: 

-Implementen un sistema público de datos del sistema educativo en tiempo real y por escuela, informando el estado de la escuela y el porcentaje de horas cátedras dictado diariamente. 
-Garanticen que las instituciones cuenten con las instalaciones y servicios básicos para su correcto funcionamiento en condiciones óptimas de seguridad e higiene. 
-Aseguren que todos los NNyA tengan acceso a una educación de calidad con igualdad de oportunidades, sin desequilibrios locales, ni inequidades sociales. 
-Se declare a la educación como una actividad esencial que debe ser garantizada de manera presencial a todos los NNyA durante un mínimo de 190 jornadas educativas efectivas según las características de cada nivel y entidad educativa a la que asista cada NNyA. 

Los Padres Organizados cerraron la carta, enfatizando: “La educación es un derecho que nos une más allá de las diferencias y trasciende las disputas ideológicas. En una provincia rica y en crisis, casi la mitad de los niños viven en situación de pobreza, la educación de calidad para el 100 por ciento de los Niños, Niñas y Adolescentes debe ser un acuerdo de todos”.

Deja un comentario