Habrá un protocolo único de aborto no punible en Neuquén

Tendrá jerarquía ministerial y alcanzará a toda la provincia. Desde distintos sectores se reclama la adhesión al Protocolo nacional.

El ministerio de Salud de Neuquén aprobará el próximo jueves 2 de enero la resolución que pone en marcha el Protocolo Provincial de Atención Integral de Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE). El propósito es que el personal de salud tenga un documento único que oriente la práctica.

En Argentina las niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de gestar (varones trans, por ejemplo) pueden acceder a un aborto cuando el embarazo pone en riesgo su vida o su salud, o cuando este es producto de una violación. En estas circunstancias la Corte Suprema indicó, en el fallo FAL de 2012, que no se requiere autorización judicial.

En 2007 el ministerio neuquino fijó el procedimiento en estos casos. En la actualidad, por ejemplo, el hospital Chos Malal tiene su protocolo al igual que el Castro Rendon. La idea, entonces, fue trabajar en un documento que unifique criterios y sea de alcance provincial.

El protocolo único que tendrá Neuquén ubica la ILE dentro del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos. Señala que los agentes de salud “deben respetar la voluntad y elección de la mujer sin descalificar lo que piense, diga o elija”. Sostiene que la objeción que los profesionales pueden hacer a la práctica siempre es individual y nunca institucional.

Menciona que la Corte plantea que los profesionales “podrán ser responsables penal, civil y/o administrativamente por el incumplimiento de sus obligaciones en el ejercicio de su profesión cuando, de forma injustificada, no constaten la existencia de alguna de las causales previstas en el Código Penal para la realización de una ILE, realicen maniobras dilatorias durante el proceso, suministren información falsa o cuando prevalezca en ellos una negativa injustificada a practicar el aborto.”

Dedica un apartado a la atención de las niñas y adolescentes a las que el equipo de salud deberá garantizar “un trato amable, formular preguntas simples en un lenguaje entendible y, si fuera necesario, repetir las preguntas y sondear con cuidado y consideración.” También prevé que las personas con discapacidad puedan solicitar la ILE.

Para las autoridades provinciales este es el paso previo a la adhesión al protocolo nacional. Las organizaciones feministas consideran que esta es la guía que condensa los mejores estándares de atención. Los diputados de la oposición presentaron proyectos de ley en este sentido.

En la Legislatura de Neuquén la oposición presentó dos proyectos en los que pide la adhesión de la provincia al protocolo actualizado de ILE de Nación, aprobado por la cartera que conduce Ginés González García.

Una de las iniciativas la presentó el Frente de Izquierda. La otra lleva las firmas de diputados y diputadas del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio.

Según la organización Economía Feminista, once de las 24 jurisdicciones adhirieron al Protocolo Nacional o cuentan con protocolos que se ajustan a estos criterios.
Ella son Jujuy, Salta, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones, La Rioja, La Pampa, Santa Cruz y Tierra del Fuego. San Luis adhirió en octubre de 2018, pero no se encontró aún la resolución ocial.
Otras 6 dictaron protocolos que incluyen requisitos que dificultan el acceso a servicios de aborto seguro: Chubut, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires, Córdoba y Ciudad de Buenos Aires.
Mientras que son 7 las provincias que no cuentan con normativas propias ni adhieren al protocolo elaborado por Nación: Santiago del Estero, Tucumán, Corrientes, Mendoza, San Juan, Formosa y Catamarca.

Fuente: Río Negro y NoticiasNQN