Crítica de «Frozen 2»: El poder de la Familia por sobre todos los males

Por Francisco Corso

El tiempo pasó y la calma parece haberse instalado en Arandelle. Elsa y Anna, parecen haberse acomodado a una hermosa vida familiar con Sven, Cristoff y Olaf. Y las cosas parecen ir de manera perfecta. O al menos eso parece hasta que Elsa empieza a oír un misterioso canto proveniente del bosque encantado, lugar que se considera inaccesible… Hasta ahora

Luego de 6 años. “Frozen” vuelve a la pantalla. Los mismos personajes, que nos fueron presentados en el pasado y con los que enfatizamos tanto, ahora se embarcan en una nueva aventura. Con ello, la nueva película se enfrenta al desafío de adaptarse a un público 6 años mayor y aun así no excluir ni a infantes ni a adultos. ¿Cómo logra esto? Una trama no tan compleja, y personajes más profundos. La forma en la que estos personajes se volvieron más “Humanos” es simplemente brillante, desde el poder verlos con sus propios miedos y sus propias convicciones, hasta sentir que su manera de hablar resulta más acorde a personas cuya edad se encuentra alrededor de los veinte.

Para añadir a ello, contamos con una producción de Disney, llena de magia, castillos, vestimentas y paisajes que son un deleite a la vista. Cabe destacar que la música se adapta muy bien a estos paisajes y personajes, dándole un ritmo dinámico a la película.  

Sin embargo, pese a todos estos cambios y cosas positivas, a la película la sentí vacía. La disfruté y me enganché en el viaje que emprendían los personajes por aquellas tierras desconocidas. Sin embargo, en cuanto terminó la película, mi mente se dispersó y me olvidé automáticamente de lo que acababa de ver. Ya tenía la barra muy alta desde “Frozen”, y está nueva película, no estuvo a la altura de las expectativas. La anterior película se sentía más pura, y la situación que ocurría nos hacía enfatizar con ambos personajes y sentirnos identificados con ellos. Sin embargo, lo fantasioso de esta película desplaza el vinculo entre hermanas, que, si bien lo enfatizan, ya no es lo mismo. 

Recomiendo “Frozen 2”, es una película para ver en el cine, lo grandioso de la película se encuentra en la imagen y el sonido, también es una película graciosa que tanto hijos como padres pueden disfrutar. Y si bien no es la “gran aventura” que fue la anterior película, esta se puede disfrutar de todos modos.