Critica de Araña: «Entre tensiones políticas y amorosas»

Inés y Justo transitan la tercera edad rodeados de lujos y tranquilidad. Inés es una empresaria influyente y consiente a su marido constantemente. Esta paz extraña que los rodea parece peligrar con la llegada de Gerardo, un viejo amigo de su pasado. A Inés y a Justo les aterra la idea de tenerlo cerca, ya que su mera presencia empieza a despertar recuerdos de sus épocas como miembros del Frente Nacionalista Justicialista, un grupo paramilitar con ideología nacionalista y neofascista en Chile, culpable de múltiples actos terroristas en la década del 70, recuerdos, que a toda costa desean enterrar.

Desde un inicio, Andrés Wood, el director, nos deja clara una cosa, no vas a poder empatizar con estos personajes. Y se encarga de reafirmar esta postura a lo largo de la película mientras la crueldad y la violencia de ellos va escalando. También lo enfatiza a través de la fotografía, al evitar que se vean los rostros de la mucama de Inés, y con ello, dejando en claro, como la ve Inés a ella.

Con esta sensación de rechazo hacia los personajes entramos en conflicto al ver sus pasiones o sus lados más humanos. ¿Cómo puede uno tomar partido en un triángulo amoroso si desde un principio detestás a todos los involucrados? Esto, al descolocar desde un inicio al espectador, que acostumbra ver personajes entrañables lo hace quedar en la incertidumbre de no saber qué va a pasar a continuación, ya que se encuentra en terreno desconocido.

Esta postura, no podría sostenerse de no ser por las actuaciones tanto de los personajes en el presente (Mercedes Moran como Inés, Marcelo Alonzo como Gerardo y Felipe Armas como Justo) como los del pasado (María Valverde, Pedro Fontaine y Gabriel Urzúa). También, gracias a la decoración y vestuario de época, somos capaces de sentir la década del 70 a flor de piel.

Recomiendo esta película. Pese a no generar ninguna empatía hacia estos personajes, la trama nos atrapa desde un inicio. Y, si bien al comienzo resulta difícil comprender la trama política a lo largo de la película dichos conceptos se asientan y todo termina por cerrar. Y aún en el rechazo que me generaban los personajes, resultaba fascinante como se construye la tensión alrededor de estos, hasta llegar a un impactante clímax.