Falleció el copiloto del avión estrellado en Esquel

Días atrás una tragedia ocurrió en cercanías al aeropuerto de la ciudad de Esquel. Allí cuando intentaba aterrizar la aeronave de uso sanitario, que trasladaba a cuatro personas (un médico, un enfermero, el piloto y el copiloto), cayó a tierra por motivos que aún se siguen investigando. En el impacto fallecieron los dos empleados de la salud y quienes piloteaban la nave terminaron heridos de gravedad.

Lamentablemente, el copiloto Ángel Martín Gamboa, en horas de la madrugada falleció por las heridas recibidas. Gamboa tenía el 60 por ciento del cuerpo quemado y su estado era crítico. Había sido rescatado junto al piloto, Mariano La Torre, quien ayer fue trasladado en un avión sanitario a Capital Federal.

El accidente sumó así su tercera víctima fatal . En la aeronave, que había ido a Esquel para trasladar a una chica de tres años con una cardiopatía, viajaban además otros dos ocupantes que murieron en el acto. Las víctimas del martes fueron identificadas como Federico Bassi y Patricio Walmsley, el médico y el enfermero, respectivamente, que participaban del operativo de traslado contrato por una obra social.

Los médicos de Esquel habían recomendado no trasladar todavía al copiloto de la aeronave, quien finalmente falleció esta madrugada por las graves heridas y quemadoras.

El piloto de acuerdo a la información brindad por las autoridades, también se encuentra internado en grave estado. Tiene «fracturas cervicales, traumatismo de tórax con fractura en el esternón y un hematoma retrosternal importante, contusión pulmonar bilateral, y un pequeño hematoma en el intestino. Sufrió quemaduras en el cincuenta por ciento del cuerpo», dijo el director Sergio Cardozo del hospital de Esquel.

Según las primeras pericias, la nave se habría estrellado dentro del perímetro aeroportuario, a unos 200 metros de la pista principal. Es decir, que por razones que aún se tratan de dilucidar, el avión no ingresó a la pista.

La escasa visibilidad habría sido el principal motivo del accidente, según el informe meteorológico a las 23 había una visibilidad de 100 metros. En el Metar (Informe Meteorológico Aeronáutico de Rutina) aparece como «0100 FG». También se destaca la sigla «VV//» que significa «cielo invisible». «Cuando está así el aeropuerto no se puede ver para arriba por la niebla», explicó un piloto.

Deja un comentario