«Recetas, culturas e historias»: Flor Barrera y los catutos

Este sábado 6 de agosto, a las 12 hs, se estrena un nuevo episodio del ciclo de Patrimonio Cultural Alimentario titulado: “Recetas, culturas e historias”, en colaboración con el colectivo “Promotoras Culturales”.  En esta ocasión, se presentará a Flor Barrera, del paraje de Cayanta, ubicado a pocos kilómetros de Las Ovejas, que deleitará desde YouTube con su receta de Catutos. 

El objetivo del ciclo es visibilizar el valor del Patrimonio Alimentario Neuquino, a través de las costumbres y la historia, tanto de las recetas como de las personas que se encuentran atrás de ellas, constituyendo el Patrimonio Cultural Inmaterial de la provincia del Neuquén.

Los recetarios tradicionales son parte de una herencia cultural que se transmite de generación en generación, compartiendo en cada comida historias, legados, formas de ser, mirar y actuar en el mundo.

Para esta propuesta se realizó un recorrido por diversas localidades y parajes del norte neuquino, como Andacollo, Huinganco, Charra Ruca, Cayanta, Las Ovejas y Manzano Amargo, donde se realizaron labores de registro etnográfico para rescatar los saberes, prácticas culturales e historias de vida de cocineras populares y sus recetas. Los episodios son de estreno semanal y se transmiten todos los sábados al mediodía por el canal de YouTube del Ministerio de las Culturas.

Sobre Flor Barrera y su receta de Catutos

Los catutos son un alimento muy sano, que sustituye al pan, elaborado con trigo mote. Es una opción alimentaria muy versátil que puede comerse en cualquier ocasión, bien sea dulce o salado. También se les conoce como “multrunes” y representan una de las tradiciones gastronómicas más emblemáticas de la cultura mapuche. Los catutos son conocidos como “pan de piedra” dado que antiguamente era difícil el acceso a los molinos y se utilizaban piedras para molerlos de modo artesanal.

Receta

Una vez que el trigo está cocido hay que procesarlo en un molino, hasta que forme una masa homogénea. De lo contrario, si el trigo está crudo, se procede a cocinarlo con agua y cenizas, durante cuarenta minutos o hasta que se observe que la cáscara se ha desprendido. 

Se lava muy bien y se muele. De esta forma ya obtenemos el mote. Una vez molido, se  mezcla con la manteca, se agrega sal y se amasa hasta unificar. Luego se prepara una bandeja para colocar los catutos. Con la mezcla anterior, se forman panes alargados y afilados en las puntas y se colocan en la fuente para ser cocinados al horno. 

Deja un comentario