El gobierno provincial evaluó como positivo el trabajo de mantenimiento escolar

Escuela 274 y EPET 21 de San Martín de los Andes

Neuquén – Tras finalizar el primer semestre del año, el subsecretario de Obras Públicas de la provincia, Ricardo Esteves destacó los avances que se lograron en las escuelas en virtud de la implementación, desde hace seis años, de una nueva metodología de mantenimiento escolar, sustancialmente distinta a la que tradicionalmente se venía aplicando.

Con relación a esta metodología, el ministro dijo que hay empresas contratadas, que «cuentan con una guardia pasiva con tres especialistas y desde que el directivo o responsable de un establecimiento educativo que tiene un inconveniente llama al call center especialmente dispuesto para tal fin y se produce la respuesta concreta y efectiva, hay un tiempo promedio de no más de quince minutos”.

En relación con los resultados, expresó que “después de seis años de aplicación del método en los 760 establecimientos educativos, estamos en una instancia en la que se atienden todas las complejidades que impedirían el normal dictado de clases y se acciona preventiva y correctivamente sobre las instalaciones vitales como sanitarios, ventilación o electricidad. Además hemos ajustado las instalaciones de gas a los nuevos requerimientos y normativas de la distribuidora Camuzzi”.

Esteves señaló que recientemente recibió directivas del gobernador Omar Gutiérrez para que, más allá de operativa, la respuesta de la administración sea estética, con lo cual se han sumado una serie de tareas destinadas al arreglo y pintura de frentes y paredones, que incluye hasta el recambio de pisos. Entre los logros contabilizados, puntualizó la puesta a cero de todos los equipos de calefacción de prácticamente todos los establecimientos.

Expresó que el sistema de mantenimiento escolar está funcionando al punto tal que, por requerimiento del ministerio de Salud y Desarrollo Social, se comenzó a implementar en hogares de menores, adultos y ancianos.

Las imágenes corresponden a dos establecimientos educativos de San Martín de los Andes, que como muchos otros manifiestan las problemáticas que no parecen afectar a los de la capital de la provincia.