«No hay decisión política de que en la ciudad tengamos una Unidad de Terapia Intensiva que mejore la calidad de vida de todos»

En San Martín de los Andes no contamos con una Unidad de Terapia Intensiva, quizás para algunos esto parezca normal, sin embargo el hecho de ser la localidad cabecera de la Zona Sanitaria IV y que comprende además las vecinas localidades como Junín de los Andes, Villa la Angostura, Las Coloradas y otros asentamientos dispersos como Villa Traful, Villa Lago Meliquina, y diversas comunidades aborígenes, uno comienza a tomar dimensión de que no poder contar en la ciudad con este tipo de atención la verdad es que es muy riesgoso.

Fue por ello que nos acercamos a un vecino preocupado por este tema, y lo entrevistamos a Alejandro Tacone, quien gentilmente no sólo nos explicó algunas cuestiones relacionadas con el tema, sino que también nos presentó el proyecto para que las autoridades pertinentes, puedan ponerse de una vez por todas a trabajar en el tema.

RSM: ¿Por qué necesitamos una Unidad de Terapia Intensiva en San Martín de los Andes?

A. T.: Desde lo estrictamente formal y reglamentario, la Resolución 703/1993 del Ministerio de Salud de la Nación estableció las «Normas de clasificación y categorización de áreas de Terapia Intensiva» donde indica claramente: «Establecimientos de baja complejidad: cuentan con área de internación y efectúan procedimientos de cirugía mayor, según su ubicación: en zonas urbanas o rurales sin establecimiento cercano de referencia: requieren UTI1.» Es éste el caso de nuestro hospital. La norma NO se cumple. Tan simple (y complejo) como eso.

Desde el punto de vista cotidiano, todos tenemos conocidos,familiares y/o amigos que han requerido atención en situación graves o críticas alguna vez, y ahí empezamos… derivación, que el vuelo sanitario no puede salir, que el traslado a Neuquén por tierra es largo, lejos…. que el temporal, que la nieve, que el riesgo de los animales en la ruta, etc., etc.

Desde lo no urgente, por ejemplo alguna cirugía de mediana complejidad en adelante, sí o sí tendremos que movernos de la ciudad. El paciente, el familiar… con todos los trastornos (y gastos) que ésto conlleva.

RSM: ¿Es tan grave la situación?

A. T.: Sin dudas lo es. Rutas de montaña, accidentes de tránsito a diario, centro de deportes de riesgo (esquí, mountain bike, carreras de aventura, kayak, etc.), población adulta (mayor índice de riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la edad: ACV, fracturas de cadera, infartos, etc.), cantidad poblacional (sólo en San Martín de los Andes habitan cerca de 40,000 habitantes).

Si a ésto sumamos que es el hospital de referencia de la Zona Sanitaria que incluye a Junín de los Andes, Villa La Angostura, Las Coloradas, Villa Traful, Villa Lago Meliquina, parajes rurales… nos acercamos alrededor de los 100.000 habitantes.

¿Es claro el planteo? Al parecer, sí.

RSM: ¿Y las soluciones?

A. T.: Te lo grafico así: Tengo en mi casa una cortina con tres soportes, flojos. Uno se salió primero, pero quedaban dos todavía y la cortina se podía seguir usando. El día que se soltó el segundo, apuntalé el barral esperando que alguien lo arreglara. El día que el último se rompió, la cortina se cayó. Claro, tendría que haberla arreglado yo antes…

Una Terapia Intensiva está lejos de ser una cortina, pero vale el ejemplo. Si esperamos que «alguien lo arregle» y seguimos poniendo «parches» un día nos quedamos sin cortina. Suena «tonto» si no fuese porque acá la cortina es una VIDA.

Como ciudadanos tenemos derecho a la salud. Y ésto significa que el Estado debe crear las condiciones que permitan que todas las personas puedan vivir lo más saludablemente posible. Pero también tenemos la obligación de reclamar que éstos derechos se cumplan.

Reclamar, proponer, colaborar con un Estado que por mas ausente que se presente no deja de tener obligaciones.

RSM: Leyendo el proyecto, ¿intentó presentarle el proyecto a las autoridades provinciales?

A. T.: Sí, claro, pero hasta el momento se ve que no hay decisión política o no es negocio, mejorar la calidad de vida y tener una Unidad de Terapia Intensiva en la localidad. Ojalá cambien de idea leyendo el proyecto o que empresarios privados tengan los recursos y el interés para poder llevar a cabo la propuesta.

Uno no puede dejar de pensar en todo lo que Tacone explica y lo expuestos que estamos como ciudadanos de esta región, tampoco es un secreto que la empresa que opera el avión sanitario que se dedica al traslado de pacientes que precisan ser tratados con otro tipo de complejidad pertenezca al ex gobernador Jorge Sapag, y lo caro que nos cuesta pagar a todos los neuquinos esta prestación. Habrá que esperar que las autoridades provinciales se muestren seducidos por el proyecto y por mejorarle la calidad de vida a una gran cantidad de neuquinos que viven en esta región.

PROYECTO
Asunto: Carencia de nivel de atención de alta complejidad (UTI-UCO-UTIP) en la Provincia de Neuquén – Zona Sanitaria IV

Cuadro de situación.

La ciudad de San Martín de los Andes es la localidad cabecera de la Zona Sanitaria IV, que comprende además las vecinas Junín de los Andes, Villa la Angostura y Las Coloradas, además de otros asentamientos dispersos como Va. Traful, Va. Lago Meliquina, y diversas comunidades aborígenes.

La población estimada, según último censo y proyección INDEC, sumando el incremento que se produce en temporadas vacacionales ronda los 100.000 habitantes.

La cantidad de población por sí sóla meritúa la creación de una Unidad de Cuidados Intensivos, pero además las características propias de las localidades hacen que la necesidad de contar con un centro de atención de urgencias, derivación y/o tratamiento de patologías complejas resulte imprescindible.

La falta de un centro de atención con un área de complejidad de éstas características impide el desarrollo de especialidades médicas, esencialmente las quirúrgicas (traumatología, neurocirugía, cardiovascular, etc.), que genera la necesidad de derivación no sólo del paciente, sino en muchos casos del núcleo familiar con los trastornos propios de tal situación, que podrían ser fácilmente evitables.

Existe una dificultad creciente en cantidad para el traslado de pacientes críticos ya sea mediante vuelos sanitarios (costo – disponibilidad – capacidad limitada) o terrestre (tiempo – riesgo – rutas c/hielo / nieve / animales, etc.) que conlleva además de éstas complicaciones, el debilitamiento en la planta de personal del hospital (acompañantes).

San Martin de los Andes

Población estimada: 40.000 hab

– Centro de deportes invernales Ski – Snowboard – etc. (Chapelco); buceo (alto riesgo)

– Ciclismo – Mountain bike – Kayak – Carreras de aventuras – Trekking (riesgo medio)

– Rutas de montaña/precipicios/derrumbes

– Accidentes de tránsito

– Población añosa (mayor riesgo patologías relacionadas con la edad – ACV, fracturas cadera, etc.)

– Fuerte incremento poblacional en temporadas de vacaciones

Villa La Angostura

Población estimada: 18.000 hab

– idem San Martin

Junin de los Andes

Población estimada: 20.000 hab

Las Coloradas

Población estimada: 2.000 hab

Villa Traful

Población estimada: 2.000 hab

Villa L. Huechulafquen

Villa L. Meliquina

Comunidades (Aucapán, Atreuco, Malleo, Pilo Lil, Catan Lil, etc.)

Población estimada: 5.000 hab.

Hospital cabecera zonal: San Martin de los Andes – Nivel complejidad VI

Hospital de referencia Interzonal – Zapala distante a 243, 353 y 215 km respectivamente (S. M. Andes, V. La Angostura y Junin de los Andes) y de máxima complejidad Dr. Castro Rendón 432, 477 y 400 km (idem)

Propuesta: Implementar en el hospital zonal una U.T.I. de 6 (seis) camas.

Criterios funcionales Ubicación.

La UTI debe esta situada en un hospital con servicios apropiados para asegurar la respuesta a las necesidades multidisciplinarias de la medicina de cuidados intensivos.

Estará ubicada en zona de circulación semirestringida y en un área cercana al Quirófano ó al Servicio de Emergencia.

El hospital debe tener servicios quirúrgicos, clínicos, diagnósticos y terapéuticos y asesores clínicos, cirujanos y radiólogos, disponibles para la UTI durante las 24 horas.

Tamaño.

La UTI debe tener un mínimo de 6 camas y el óptimo es de 8-12 camas. En una UTI más grande se pueden crear subunidades funcionales con 6-8 camas, que compartan los recursos administrativos y otros.

El número de camas de cuidados intensivos se debe calcular en función del tipo de hospital, su ubicación geográfica, el número de camas del hospital, etc. Las cifras de la literatura médica internacional son del 5% – 10% de las camas del hospital. El número de camas de la unidad de intensivos polivalentes no debe ser menor de cuatro (4). y es recomendable que no supere el 10% de las camas de la Institución, pudiendo no guardar esta relación hasta ocho (8) camas.

En la práctica, sólo estará ocupado el 75% de las camas. Esto permitirá a la unidad enfrentar las urgencias importantes y evitar las altas prematuras.

Infraestructura

Ambiente físico:

El área de la habitación o cubículo donde se halla emplazada la cama de internación del paciente debe tener no menos de 9 m2 de superficie. Es recomendable que cuente con:

⇒ Pileta para lavado de manos preferentemente por cama y no menos de una cada dos camas, con canillas operadas preferentemente con el pie o el codo y de suficiente profundidad para evitar salpicar en los alrededores de la misma.

⇒ Ventanas para dar luz natural y orientación témporo-espacial al paciente, en este sentido también es recomendable el uso de un reloj con almanaque.

⇒ Paredes y coberturas del piso lavables y pintadas con colores que no creen sensación depresiva ni sean excitantes por su brillo.

⇒ Iluminación difusa e individual para cada cama.

⇒ Circuito de energía eléctrica aislado y con normas de seguridad. que permitan tener un número suficiente de tomas para asegurar un adecuado funcionamiento de los equipos y que no puede ser menor de 6.

⇒ Las señales que provengan del llamado de los pacientes y de las alarmas de los equipos deben estar reguladas a su mínima intensidad audible. Su objetivo es disminuir la intensidad del ruido usualmente existente en el área de internación.

⇒ Paredes y cobertores del piso de la Unidad y de la habitación del enfermo con capacidad para absorber ruidos. Es deseable que un porcentaje de camas a determinar de acuerdo a las características operativas de cada Unidad, se encuentre aislada acústicamente y posea baños.

⇒ Visualización directa por parte de la enfermería de los pacientes desde la central o por otros medios ópticos, desde el pasillo de la Unidad o desde la cama de otro paciente. En este sentido las paredes de las unidades cubiculadas deben ser de vidrio o plástico transparente desde el techo y hasta la altura de la cama del paciente.

⇒ Espacio suficiente a la cabecera y costados de la cama del paciente para proceder a las maniobras de resucitación. A la cabecera deben existir soportes (columnas montadas en el cielorraso o en el piso o repisas) para ubicar los monitores. Los sistemas de comunicación y las alarmas pulsables también ubicadas a la cabecera del paciente deben ser de colores claramente diferenciables.

⇒ Superficie para hojas de flujo claramente visibles y asequibles.

⇒ Enchufes en cantidad necesaria y no menos de diez (10) con voltaje y amperaje de acuerdo a las especificaciones técnicas locales que se deben ubicar a 70 cm. del piso para facilitar la conexión y evitar la desconexión con el pie.

⇒ Dos salidas de oxígeno, una de aire comprimido y dos de aspiración central por cama a la cabecera del paciente y preferentemente a ambos lados de la misma.

Sistema de aire acondicionado:

Debe mantener la temperatura de la Unidad en alrededor de 25-26 grados centígrados y los niveles de humedad entre 30-60% para prevenir accidentes eléctricos derivados de un ambiente extremadamente seco. Es deseable el recambio de aire 4 veces por hora en las habitaciones y 2 recambios en el resto de la Unidad.

Áreas de apoyo: en el diseño debe tenerse en cuenta la existencia de varias áreas de apoyo, entre las que se hallan:

a) Estación central de enfermería. Puede ser más de una, de acuerdo al diseño de la Unidad

b) Office de enfermería y mucamas

c) Depósito de equipos.

d) Depósito de ropa y material de uso diario limpio (ropa, material quirúrgico, etc.)

e) Botiquín de medicamentos y material descartable.

f) Depósito de ropa y material sucio y de deshecho. Este último debe estar en el sector de salida, dentro del esquema de tráfico de la Unidad, o tener circulación independiente, el traslado deshechos debe cumplir las especificaciones de la Ley N0 24051/ Decreto regalmentario 831/93, Resolución del Boletín Oficial 27669.

g) Área de lavado y preparación para esterilización del material quirúrgico usado, si esta labor no está centralizada en el establecimiento.

h) Oficinas administrativas y/o de secretaría.

i) Área de recepción de los familiares de los pacientes internados.

j) Área de reunión de médicos de planta y de enfermería dentro de la Unidad o adyacente a la misma.

k) Oficina de Jefe Médico y de Jefa de Enfermería de la Unidad.

l) Habitación del médico de guardia dentro de la Unidad.

m)Área de preparación de alimentos.

n) Recepción y transferencia de pacientes.

o) Baños para personal y chateros.

Equipamiento e instrumental:

Instrumental: Deberá contar con:

a) Stock de medicamentos completo, que cubra la dosificación de 24 hs. de las patologías propias de ser tratadas en UTI 2 para el total de las camas de la unidad.

b) Monitor de ECG uno por cama. Uno de los monitores cada cuatro camas o fracción y no menos de dos en la Unidad deben tener dos canales de monitoreo, incluido un registro de presión con una impresora .

c) Cardioversor- desfibrilador uno cada cuatro camas o fracción y no menos de dos en la Unidad.

d) Oxímetro de pulso portátil uno cada 4 camas o fracción y no menos de dos en la Unidad

e) Marcapasos interno transitorio a demanda para el área y dos cables catéter.

f) Carro de urgencia con equipo de intubación endotraqueal completo: laringoscopio, bolsa resucitadora (bolsa-válvula-máscara) con reservorio, adaptador, drogas según normas de la American Heart Association para tratamiento de la detención circulatoria, para el tratamiento.

g) Electrocardiógrafo uno cada cuatro camas o fracción y no menos de dos en la Unidad. uno cada.

h) Un respirador mecánico volumétrico cada cuatro camas o fracción y no menos de dos en la Unidad. Debe permitir llevar a cabo las técnica de ventilación convencional: Ventilación controlada por volumen (VCV) , Ventilación asistida (VA), Ventilación mandatoria intermitente (IMV), Presión espiratoria de fin de espiración (PEEP).

i) Deberá contar con bomba de infusión continua para administración de drogas intravenosas. Una cada cuatro camas o fracción y no menos de dos en la Unidad.

j) Equipo completo para punción raquídea torácica y abdominal para lavado peritoneal diagnóstico..

k) Equipos completos para cateterización nasogástrica, vesical y venosa.

l) Cama camilla rodante, articuladas de cabecera desmontables y plano de apoyo rígido con barandas de protección.

m) Oxígeno aire comprimido y aspiración central a demanda con salidas individuales para cada cama. Son recomendables dos salidas de oxígeno y dos de aspiración por cama.

n) Acceso a métodos dialíticos durante las 24 horas.

o) Aspirador portátil para drenaje, uno cada 4 camas y no menor de dos en la Unidad.

Es necesario que la institución posea grupo electrógeno propio y/o fuentes de alimentación de energía eléctrica alternativa que aseguren el suministro de energía con intensidad suficiente para el eficiente funcionamiento de los equipos que posea la unidad. Deberá poseer un sistema de iluminación de emergencia.

Personal

El personal médico de la UTI asume las responsabilidades médicas y administrativas de la atención de los pacientes internados en la unidad.

Define los criterios de internación y alta y es responsable de los protocolos diagnósticos y terapéuticos para estandarizar la atención.

Asegura la continuidad de la atención médica durante las 24 horas, inclusive los fines de semana y los feriados.

Puede ser asistido por residentes de otros servicios, entrenados y con experiencia, con capacitación básica en cuidados intensivos, siempre que estén respaldados por el personal permanente durante las 24 horas.

Recursos Humanos

Médicos

a) Jefe de la Unidad o Coordinador: Médico especialista en Terapia Intensiva con no menos de 20 horas semanales de asistencia a la Unidad.

b) Subjefe o Subcoordinador de la Unidad: Médico preferentemente especialista en Terapia Intensiva con igual dedicación que el Jefe o Coordinador.

c) Médico de Guardia: Deberá contar con un médico de guardia permanente exclusivo cada 8 camas o fracción, éste deberá tener dos (2) años de graduado como mínimo y una experiencia de un (1) año en Terapia Intensiva y formación previa preferente en Medicina Interna o Anestesiología.

Enfermería

a) Jefe o encargado de enfermería. Enfermero diplomado con un mínimo de un (1) año de experiencia en servicios similares debidamente certificado.

b) Enfermero/a de guardia activa permanente y exclusiva para la sala con conocimientos del funcionamiento de la Unidad. Uno cada dos camas ó fracción.