“Venimos a pasarla bien, que de eso se trata”

En los luminosos salones de la Junta Vecinal “El Molino”, del barrio La Cascada, las semanas del Club están llenas de actividades: gimnasia, coro, cerámica, Tai Chi, talleres de ajedrez, de cognición, de debate. “Venimos a pasarla bien, que de eso se trata” comenta Lita, que asiste Club desde su fundación, en 2013.

El Club, que depende de la secretaría de Desarrollo Social, ofrece gratuitamente a afiliados de PAMI no sólo numerosas actividades, sino también servicio de transporte, que los busca y lleva a sus casas, desayuno y almuerzo, además de un ambiente de gran calidez: “me recibieron con tanto cariño que me emocioné”, cuenta Emilse, que una vez que conoció el espacio no dudó en volver. El personal empleado consta, más allá de los profesores y talleristas, de operadores, psicólogos, trabajadores sociales, enfermeras, personal de limpieza, una cocinera, una nutricionista y la coordinadora, Verónica Quiroga; “son todos muy buenos” explica Lita.

La idea del Club es contribuir al empoderamiento de los adultos mayores, promoviendo su calidad de vida en esta etapa del desarrollo personal. Pareciera que esto se logra generar porque María Rosa, la más longeva del Club, comenta que “uno es jubilado en edad, pero no por adentro. Me siento joven, duele algún huesito pero nada más”.

Se plantea como una gran opción no sólo para aquellos adultos mayores que viven con sus familias y quieren tener un espacio para desenvolverse que trascienda el entorno familiar, sino también para aquellos que viven solos y buscan un lugar donde socializar y contactar con actividades que les interesen y los motiven. “Yo estuve mucho sola en casa, miraba la televisión todo el tiempo”, cuenta Edix. “Al principio me daba vergüenza venir, pero cuando llegué empecé a hacerme muchos amigos y no me fui más”. Ella, con sus nuevas amigas, no sólo comparten tiempo dentro del Club sino que van juntas a milongas, clases de folklore y tango, por las tardes. “Ahora me falta el tiempo para hacer tantas cosas”, dice sonriente.

El Club tiene cupos disponibles y es gratuito; sus únicos requisitos son ser afiliado de PAMI y ser autoválido. Invita a los interesados a contactarse con la secretaría de Desarrollo Social, ubicada en Drury y Fosbery, o bien comunicarse al 425837.

Rocio Ricaurte