Comerciantes neuquinos solicitan baja en impuestos para competir con los precios de Chile

Neuquén – El presidente de la Cámara de Comercio (Acipan), Carlos Pinto, advirtió que la fuerte presión fiscal al sector “no nos deja ser competitivos entre nosotros, con el mundo y con los países limítrofes”.

El dirigente empresarial recalcó que esta problemática se hace todavía más pesada en las localidades cordilleranas fronterizas donde la situación del comercio “es devastadora”.

Por esa razón, Pinto puso de relieve que “hace falta que se efectúen los controles correspondientes y que se cumpla con las legislación vigente”.

Pinto formuló estos conceptos al hablar en el marco de la conferencia “Escenarios Políticos y Económicos de la Actualidad Argentina”, que se realizó en esta ciudad junto a la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

Contacto

Junto a la comisión directiva de Acipan, mantuvieron un encuentro de Cámaras Empresarias de Río Negro y Neuquén, con el fin de analizar la economía de la región.

En ese contexto, el vicepresidente de la CAC, Guillermo Dietrich, agregó: “Pedimos y exigimos que los controles aduaneros actúen como corresponde”.

En cuanto a la competitividad interna dijo Dietrich sostuvo que “en Argentina para lograr ser competitivos el gobierno tiene que gastar el 27% del PBI para mantener el Estado que hoy asciende a un 40%, eliminar los impuestos distorsivos, bajar el gasto público y en consecuencia los impuestos”.

Respecto del empleo, se manifestó a favor de la reforma laboral ya que “los convenios colectivos que tenemos tienen 45 años de antigüedad y están totalmente fuera de la modernidad”.

“Hoy una reforma laboral no perjudica al trabajador al contrario va a haber más puestos de trabajos”, puntualizó el empresario.

En la conferencia también estuvieron presentes el ex presidente del Banco de la Nación Argentina, Carlos Melconián, el tributarista Nadin Argañaraz y el periodista porteño Ignacio Zuleta.

“Es necesario achicar el gasto”

El tributarista Nadín Argañaraz sostuvo que el proyecto de ley de responsabilidad fiscal plantea una baja gradual del gasto público, “por lo cual el camino indica que tenemos que bajar el gasto en la medida en que la economía crezca”.

El economista explicó que ese proyecto plantea que el gasto crezca como máximo igual a la inflación. “La baja del gasto fiscal es la que va a generar la posibilidad de tener una reforma tributaria”, remarcó.