10 reglas para tener mascotas felices

La decisión de tener una mascota nunca debe ser tomada a la ligera. Son seres vivos que nos ofrecen su amor, lealtad y compañía esperando a cambio de cuidados mínimos acorde con sus necesidades.

A continuación te dejamos 10 recomendaciones para ser un amo responsable:

1. Dedicarle tiempo y cariño: las mascotas no se pueden cuidar solas. Te necesitan. Dales tiempo y cariño como ellas te dan el suyo. Con ambos, tendrás una mascota sana, feliz y educada.

2. Asegurarle agua, comida y paseos diarios: tu mascota disfruta el agua fresca (no importa si es invierno o verano) y se siente saludable y feliz cuando come su alimento. Hay que cambiar su agua al menos una vez al día y asegurarte que coma un buen alimento en las porciones adecuadas.

3. Evitar la obesidad: si le das un buen alimento, sólo debes dar la cantidad justa indicada para su peso o aquella que indique su veterinario. No premies a tu mascota con alimento fuera de su dieta, una mascota gordita no es una mascota sana.

4. Lavar tus manos después de jugar: hay que ser responsable con uno mismo, cuidar la salud y lavarse las manos siempre después de jugar o acariciar tus mascotas. Tampoco las beses ni dejes que laman tu cara o que coman de tu plato.

5. Ni grasas ni dulces: tus golosinas pueden ser muy dañinas para tu mascota. Cuidando su dieta y no sólo evitarás que sea una mascota gordita, sino que aportarás a su salud. Nunca chocolate, nunca grasa.

6. Vacunar y desparasitar interna y externamente al menos cada 3 meses. Esto es importante para controlar parásitos con el fin de cuidar su salud y la de tu familia, para evitar la transmisión de enfermedades zoonóticas. También se puede prevenir mensualmente con un control de pulgas, garrapatas y mosquitos. Es muy importante cumplir con el calendario de vacunación según lo recomiende tu veterinario desde cachorrito.

7. Esterilizar a tus mascotas: Macho o hembra, deben ser esterilizados. Los cachorritos no deseados pueden terminar como perros y gatos de la calle. Recuerda que las hembras pueden ser esterilizadas incluso antes del primer celo.

8. Visitar periódicamente al veterinario. Hay que llevar a la mascota al menos una vez al año al veterinario para un control preventivo. No esperes a que esté enfermo para recurrir a un profesional. Recuerda: mascotas sanas para una familia sana.

9. Adiestrar sin golpes: sé líder, no castigador. Tal como los niños, las mascotas necesitan tiempo y dedicación para ser entrenadas. Enseñarles con cariño, sin gritos, golpes ni maltratos nos mostrará cuán inteligentes son las mascotas y cómo aprenden a respetar nuestra palabra.

10. Recoger los desechos: no es sólo desagradable para otros encontrar en la calle deposiciones de las mascotas. Es además un foco infeccioso de enfermedades y parásitos que se propaga rápidamente en otros animales. Debemos ser cuidadosos con nuestras mascotas y con nuestro ambiente.