La higiene dental de las mascotas

Al igual que ocurre con las personas, la formación de placa bacteriana en la boca de nuestros perros y gatos ocurre de forma habitual y, si no se remedia, puede dar lugar a enfermedades más graves como problemas de corazón, daño renal o problemas de hígado.

Aproximadamente 8 de cada 10 perros y gatos han desarrollado algún problema dental a la edad de tres años.

Los restos de alimentos que quedan entre los dientes generan una alteración de la saliva, lo cual es un entorno ideal para el crecimiento de bacterias. Estos depósitos ejercen presión sobre las encías causando inflamación e hinchazón. Se suele abrir una especie de bolsa entre las encías y los dientes que puede provocar que los dientes se aflojen y se acaben cayendo.

Las causas habituales de la acumulación de sarro son los dientes no alineados de determinadas razas, la alimentación excesiva, los alimentos de mala calidad y la falta de limpieza.

Aquadent es un producto especialmente desarrollado para caninos y felinos, que contiene en su formulación Xilitol, un compuesto ampliamente utilizado en odontología humana. Sirve para complementar en su uso diario a la limpieza dental que realiza el médico veterinario.

El Aquadent posee acción:

Antibacteriana: Inhibe la captación de glucosa por parte de las bacterias, inhibiendo su desarrollo.
Anti placa: Forma una película de polisacáridos sobre el diente que interfiere la adherencia de la placa dental.
Anti sarro: Inhibe la precipitación de las sales de calcio, disminuyendo la mineralización del cálculo dental.