“Veíamos como que Chacra IV estaba postergado siempre”

Vecinas que suman. Entrevista a Andrea Silva, presidenta de la Junta Vecinal de Chacra IV

Esta sección se llama vecinos que suman, pero en este caso bien podría llamarse vecinas que luchan. Andrea Silva tiene 35 años. Le gusta decir que es nacida y criada en Chacra IV. Está tan enraizada en su barrio que cuando formó pareja se mudó a la Vega y extrañó tanto que decidieron volver al barrio. Es mamá de tres hijas (3, 6 y 12 años), hincha de Boca Juniors y de Fénix Chacarita. Es la presidenta de la Junta Vecinal desde hace unos 6 años y es la secretaria del club barrial.

Andrea recibió a Realidad Sanmartinense en la sede de la Biblioteca barrial Recrearte, que hace también de sede de la Junta Vecinal, y compartió sus pensamientos sobre la realidad del barrio, de su club, de los jóvenes que viven allí, de las problemáticas más importantes y algunos desafíos de un barrio que ella dice muchas veces quedó postergado.

RSM: Hace muchos años sos presidenta de la junta vecinal de Chacra IV, ¿Qué es lo que te motiva a darle parte de tu tiempo al barrio?

Andrea Silva: Yo había hecho otros trabajos voluntarios antes, como en el Hogar Don Bosco, y fue justo cuando me quedé embarazada de mi nena más grande que se terminó esa propuesta y me quedó un sentimiento de algo trunco, como que tenía algo pendiente. Me empecé a fijar acá, en mi barrio, donde había una biblioteca que había dejado de funcionar y la Junta en ese momento usaba este lugar solamente como sede vecinal. El Municipio al final se la pidió y ahí es como que encontré un objetivo: hay que pelear para recuperarla. El Municipio se lo había pasado a una familia, supuestamente iba a ser por poco tiempo y no, pasaron cuatro años habitada por ellos.

Entonces el primer objetivo que nos propusimos fue recuperar la biblioteca. Y después fue reconstruirla. Y después, que funcione. Y hoy (se ríe) creo que ya están todos los objetivos cumplidos. Otro de los objetivos que nos habíamos propuesto era lograr la iluminación de la cancha y lo conseguimos. Eso fue más rápido porque lo hicimos con el Consejo de Prevención del Delito y la cancha está al lado de la ruta y así fuimos andando.

RSM: Siendo de acá desde siempre y conociendo su historia, ¿cómo ves hoy el barrio?

Andrea Silva: Cuando comenzamos en la Junta veíamos como que Chacra IV estaba postergado siempre. Como que acá no llegaban nunca los talleres, como que los chicos acá no tenían las mismas posibilidades que otros chicos de otros barrios del pueblo. Más allá de lo básico. Porque Chacra IV es un barrio que hoy por hoy todavía tiene partes donde no están las condiciones básicas de infraestructura: no tienen luz propia, gas, agua y están todos enganchados a un servidor. Y esas son cosas que pasaban antes y ahora, si bien a menos gente, sigue sucediendo. Y hay cosas que son estructurales y que no se resuelven, y que veo que han trascendido a las juntas vecinales y que es algo que nosotros no vamos a poder resolver. Sino que tiene que hacerlo un gobierno serio.

Nosotros vemos la falta de políticas de Estado. Nos encontramos con chicos menores en situaciones de vulnerabilidad, terribles, donde notamos que no hay un Estado presente, y esto termina en cosas terribles donde recién ahí aparece el Estado y dice: “ay, sí, mirá, pasó esto con tal persona” y se quedan con la noticia. Porque después no es que se aplica algo.

RSM: ¿Parte del trabajo que realizan acá en la biblioteca tiene que ver con eso, con acciones de prevención y espacio para los chicos?

Andrea Silva: Sí, la idea es esa, pero somos conscientes de que no alcanza. Y que por ahí los chicos que están en estado más vulnerable no son los que llegan acá, los que se acercan. Entonces sabemos que hay falencias que traspasan a la Junta Vecinal porque los integrantes de la Junta somos un grupo de vecinos voluntarios que hacemos lo que podemos con el Estado que tenemos hoy. Después es el Estado el que no responde y que tiene un hueco enorme.

Yo me he peleado con infinidad de funcionarios a los que les voy a plantear esto y directamente no me invitan más a las reuniones. Y ahí queda, sin solución.  El problema que más vemos acá en Chacra IV y que más nos desespera a todos cuando te ponés a ahondar es el tema de la droga. Y la cantidad de chicos que están vulnerabilizados por eso. Hay un sector que está totalmente atravesado por esa realidad, como que está naturalizado que se drogan, que venden y hay un Estado que está ausente o que es cómplice. Yo no lo puedo ver de otra manera. No hay talleres, no hay más iluminación, no hay actividades de prevención.

RSM: ¿Y cómo funcionan en este sentido con el club del barrio, el Fénix Chacarita?

Andrea Silva: El Club empezó de la mano con la Junta. Había un grupo de chicos que se juntaba a jugar al fútbol en el barrio y con todas sus falencias, con sus problemas con la liga, con la organización en general, nos vinieron a pedir ayuda. Y listo. Ahí nos involucramos, y nos organizamos como club. Siempre me tomo las cosas en serio y así encaramos el club. Hoy tenemos personería jurídica, nuevita, y que si bien recién nos la han otorgado, nos costó estos seis años conseguirla.

Fuimos a golpear la puerta de los vecinos, a contarles que teníamos que armar el club, que era algo serio y nos habíamos armado re bien con la reserva, los de primera y los infantiles. Y después por un problema que fue de público conocimiento con la Liga nos desafiliaron y ahí  todavía estamos en un litigio legal porque personería jurídica respondió que era una decisión arbitraria sancionar siete años al club y no sólo a las categorías que habían estado en el problema. Pero nos sancionaron con infantiles y todo y directamente no nos dejan participar de los campeonatos.

Y nosotros lo tomamos como algo personal. Hoy no estamos participando en la Liga de acá, pero sí en la de Villa la Angostura, y ahí llegamos a las semifinales. Viajamos todos los fines de semana a jugar con reserva y primera. Es una sola categoría. Estamos apelando porque queremos participar con infantiles acá, porque movernos con los chicos para allá todos los fines de  semana sería muy difícil. Además no es justo y los chicos no tienen la culpa de lo que hicieron los más grandes.

RSM: ¿Cómo viven esta situación en el barrio?

Andrea Silva: Estamos seguros de que nada es porque sí. Lo que pasó nos hizo crecer y pensar. Porque hay cosas que no se cambian de un día para el otro. Hay estructuras, algo cultural que tiene el barrio, que también tiene que ver con estar postergado. Que no lo pudimos cambiar de un día para el otro. De hecho los chicos que tuvieron problemas en la cancha ya no están vinculados al club. De hecho ya no son chicos. Pero esto de que no nos hayan permitido ni siquiera una defensa es como violento también. Llevamos dos años de suspensión y estamos peleando para volver a jugar.

RSM: En este espacio, Biblioteca y Sede Vecinal, realizan un montón de actividades…

Andrea Silva: Siempre tuvimos como objetivo que la biblioteca sea un espacio abierto, que haya de todo.. Ahora tenemos actividades todos los días: está el EPA que es la escuela para adultos que quieren terminar la primaria y está todos los días y no pensamos que iba a haber tanta gente que necesitara esta propuesta y estamos muy contentos por cómo está funcionando ese espacio. Eso es de lunes a viernes de 13 a 17. También tenemos taller de fitocosmética, de tejido, de fieltro, de plástica, consejo de niños, taller audiovisual y en junio comenzamos con yoga.

RSM: ¿Es importante que los chicos puedan aprender a expresarse y a participar en el Consejo de Niños y Niñas del barrio?

Andrea Silva: Yo creo que esto es lo que le faltó a otras generaciones; por algo hay generaciones de jóvenes y adolescentes que no participan de nada. Y es importante que tengan una participación social y aprendan. Proponen para su plaza, para su barrio y su ciudad. Vos pensá que en la comisión, ahora, por una cosa u otra, terminamos participando activamente tres o cuatro en la junta vecinal.

RSM: ¿Cómo ves a este barrio con respecto a otros barrios de la localidad?

Andrea Silva: Cada barrio tiene  necesidades diferentes. Para mí Chacra IV siempre fue el que tenía necesidades más estructurales y que con una regularización se soluciona. ¿Y sabés cuántas veces salimos a acompañar a los del IPVU y a los de Vivienda para recorrer el barrio por este tema y todavía no sale?
Con la regularización del dominio de las propiedades se solucionarían varios temas y hace muchos años estamos atrás de eso. Hay dos manzanas regularizadas, y lo que es Parques, lo demás está todo precarizado. Y no sólo eso, porque hay una parte del barrio que está en estado precario pero que han logrado tener sus impuestos, su agua, su luz, su gas, los que están en la calle principal. Pero el resto, los que están por ejemplo en La Islita, al fondo, no tienen nada. Viven en esa situación vulnerable, llueve un poco y se llenan de agua. Y es triste que siga así. Y ni te cuento los que viven detrás de la planta de tratamiento. Para mí ese lugar no está apto para vivir…

RSM: ¿Qué es lo que más te gusta de Chacra IV?

Andrea Silva: Me gusta todo. No sé. Yo tengo la suerte de vivir en frente de la ruta, en diagonal al playón. Y me encanta vivir ahí. Escuchar a los chicos jugando todo el día en el playón, a la noche, se escucha hasta tarde que juegan, y la plaza es hermosa. Lástima que todavía no tiene agua, y ojalá algún día, pronto, se solucione. Es una obra mal hecha. Cuando entregaron la plaza la planificaron mal y no tiene agua para riego. La plaza sin agua, siendo tan grande y tan hermosa.


RSM: ¿Qué rescatás de estos años en la Junta Vecinal?

Andrea Silva: Rescato la cantidad de gente que conocí en estos 6 años. Me acuerdo que cuando empecé éramos tres o cuatro chicas, y esto no era nada, el piso alisado, todo roto, los cables colgados, y la cantidad de gente que se fue acercando. Brígida Vilariño, del consejo de niños, le puso el cuerpo con nosotros como si fuera del barrio. Carlitos Buganem, Willie Arrué, un montón de gente que puso su grano de arena y nos acompañó y después cuando  vieron que estábamos más encaminados se fueron. Venían los médicos los miércoles. No sé, gente linda. Este lugar tiene eso, que ha convocado siempre a gente linda.

Entrevista: Fernando Sánchez
Fotos: Leo Casanova


error: Contenido protegido ante copia