Robo en el edificio de la Escuela Nº 359: “Perdón, pero no tenemos para comer”

Foto: Leo Casanova – RSM

Al ingresar al edificio, el lunes por la mañana, el personal de la Escuela N° 359, se encontró con un escenario desolador: el armario que comparten con el anexo del CPEM Nº 57 fue violentado, con desparramo y faltantes de objetos, como el equipo de música.

De la misma forma, el kiosco que también funciona en el espacio correspondiente al CPEM Nº 57, se vio forzado. De allí, se llevaron golosinas, galletitas, toda la mercadería y algo de dinero.  Y dejaron una nota: “Perdón, pero no tenemos para comer”. Inmediatamente se realizó la denuncia correspondiente, y las actividades no comenzaron hasta que el personal de la policía  no se hubo retirado del lugar. Se cree, por las condiciones en las que se hallaba el edificio, que quienes participaron de estos hechos  fueron personas jóvenes o adultos.

Según el testimonio de la directora, las personas ingresaron por ventanas, y realizaron destrozos dentro de la institución. Asimismo, asegura que “ingresaron a la escuela por ventanas que no tienen su cerrojo. Nosotros como institución venimos hace tiempo pidiendo el cerramiento de todas las ventanas, o la reparación o colocación de la alarma en toda la escuela, o las rejas en las aulas, o un sereno”.

Una vez más, un hecho de violencia que deja entrever las carencias que no hallan su respuesta en las instituciones que deberían hacerse cargo: Mantenimiento Escolar, Consejo Provincial de Educación, y Obras Públicas.

Hoy la seguridad de la escuela son tornillos que ajustan las ventanas, y una alarma que no funciona.

error: Contenido protegido ante copia