Otra vez peligros con los trabajos de poda y tala

El mismo grupo de trabajo de podas en el que perdió la vida un joven hace dos meses protagonizó una situación tensa cuando se perdió el control sobre una línea de álamos en un lote ubicado en el Callejón de Bello y la Ruta 40. Si bien, afortunadamente, no se vio afectada la seguridad de ninguna persona, la caída de un álamo requirió de la urgente interrupción del tránsito y la asistencia del EPEN ante el riesgo de cortes de cables de media y baja tensión.

Ante esta situación se vuelve a poner en valor la necesidad de una reglamentación y control por parte del municipio para que estas tareas minimicen los riesgos para la comunidad. En tal sentido los últimos días de abril, el Concejo Deliberante había aprobado una comunicación en la que se encomendaba al Departamento Ejecutivo Municipal a la elaboración de una normativa que contenga los requisitos para las tareas de poda y apeo.

En esa comunicación elaborada por el concejal Evaristo González, además de solicitarse un seguro para las personas que realizan las tareas, se pedía la creación de un registro único para los prestadores de este servicio.

error: Contenido protegido ante copia