Salvó su vida de milagro cuando la camioneta que conducía cayó en una alcantarilla helada

El hecho ocurrió en la ruta provincial 61, camino al Lago Huechulafquen, donde un tramo de la calzada -a tres kilómetros del cruce con la Ruta Nacional 40- estaba inundada por la importante cantidad de agua que baja de los cerros luego de que el sábado cayera una fuerte precipitación en la región. Allí una camioneta cayó en un barranco que se originó por el hundimiento del asfalto, debido a la cantidad de lluvia y agua caída desde el cerro y quedó dada vuelta.

“Con las bajas temperaturas, todo el agua se congeló y se torna un verdadero peligro”, indicó, Norberto Ocares, titular de Defensa Civil de Junín de los Andes.

Foto: Rodolfo Ramírez

La camioneta, perteneciente al Centro de Ecología Aplicada de Neuquén, cayó en un barranco y terminó en una alcantarilla que se encontraba llena de hielo y nieve. El chofer que conducía el rodado, salvó su vida de forma milagrosa luego de intentar sortear el pozo profundo, frenó pero la camioneta comenzó a hundirse quedando sumergida en la profunda alcantarilla. “El hombre alcanzó a bajar antes de que la camioneta cayera al vacío. Se está tratando de rescatarla pero está totalmente tapada de agua”, comentó Ocares.

Desde horas del mediodía de este domingo, personal del Sistema Provincial de Manejo del Fuego bombeaba agua de la alcantarilla para recuperar el rodado.

Foto: Rodolfo Ramírez

Dejá una respuesta

error: Contenido protegido ante copia