Pasajeros de la empresa Albus, debieron volver de la frontera y pasar la noche en un cuartel

Un colectivo con 39 pasajeros que debían llegar en la noche de ayer a la ciudad chilena de Temuco, debió retroceder desde la frontera en cercanías al paso fronterizo de Mamuil Malal. “Rebotaron un colectivo de Albus de este lado del Paso con 39 pasajeros, que venía de Neuquén con destino a Temuco, que tuve que alojar en el Regimiento”, dijo el director de Defensa Civil de Junín de los Andes, Norberto Ocares.

De acuerdo a la explicación del funcionario anoche hubo demoras de hasta seis horas por la cantidad de gente que estaba ambos lados del Paso Mamuil Malal para cruzar la frontera.

“El horario normal era de 8 a las 20 pero ayer dada la cantidad de vehículos en espera lo dejaron abierto hasta más tarde. Estuvo abierto pasadas las 22 horas por la cantidad de vehículos en espera”, agregó Ocares.

Minutos después de las 0 horas de este martes, se debió acompañar al rodado hasta la ciudad de Junín, más precisamente a uno de los cuarteles del Regimiento, donde los pasajeros debieron pasar la noche.

La empresa se ocupó de proveerles una vianda para alivianar la jornada que de por sí era complicada, con temperaturas que rondaban los 12 grados bajo cero. “Cuando llegó el colectivo a Junín ya le tenían la comida lista y el Ejercito les dio cama, frazada y la cuadra con calefacción”, sostuvo Ocares.

Durante los primeros minutos de la mañana de este martes, la idea de la empresa era volver al paso para intentar culminar el viaje a Temuco.

Dejá una respuesta

error: Contenido protegido ante copia