“Veíamos que el barrio estaba abandonado”

La cita es en la Delegación de El Arenal, donde cada miércoles a partir de las 18 horas la comisión que compone esta Junta se reúne para seguir planificando y abordando los problemas que atañen al barrio.

El mate está a punto. En torno a la mesa nos recibe Ailín Muñoz, la flamante presidenta, junto a Pablo Rosas, el vicepresidente.  Luego llegaría, de a poco, el resto de los integrantes.

Afuera diluvia y el barrio es, en algunos sectores, un río de barro, pero nada los detiene. Muestran el ímpetu para sacar al barrio adelante.  Se juntan en ese espacio porque aún no tienen su lugar propio. Y justamente este es uno de los motivos por los que el sábado organizan un torneo de fútbol: juntar fondos para poder continuar con la obra de la Sede Vecinal, que hoy se encuentra en estado de abandono y con peligro de derrumbe.

RSM: ¿Por qué deciden  presentarse como Junta Vecinal?

AM: La junta estaba acéfala. Todavía no sabemos bien si desde 2014 o desde 2016. Pablo Rosas participa en la murga “Los sueños del pibe” y tomamos la decisión porque veíamos que el barrio estaba abandonado.  Vimos que algunas cuestiones se podían solucionar con un poco de incentivo. Tomamos la decisión de ponernos a trabajar y nos dieron la posibilidad de armar nuestra lista así que sumamos a algunos vecinos. Tenemos un equipo trabajador, en abril nos nombraron Junta Vecinal y empezamos a trabajar con el tema de la poda, con el tema de la basura, cuestiones que los vecinos nos hacían llegar que son de importancia. Pero también nos acercan problemas para los que necesitamos otro tipo de  apoyo para poder solucionarlos.

RSM: Actualmente ¿en qué se encuentran trabajando?

AM: Estamos trabajando en lo que podemos, en los espacios, en recuperar las plazas. Tenemos la cuadrilla que es un logro muy bueno. Vemos  a los chicos, a los jóvenes más que nada, porque tener la posibilidad de llegar  a un trabajo en blanco no es fácil para ellos. En algunos casos, hay otras cuestiones de fondo.

RSM: ¿Cómo surge la cuadrilla?

AM: La cuadrilla surge charlando con los integrantes de la junta, surge de ver a los jóvenes que estaban sin hacer nada. No estaban yendo a la escuela y no tenían posibilidades. Entonces, empezamos a proyectarlo con Pablo sobre la marcha y tuvimos la suerte de que se nos abrieran las puertas sin imaginarlo y logramos acceder a un salario para ellos. El sueldo proviene de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), pero no pertenecen a los planes sociales, los jóvenes que trabajan forman parte de la Junta Vecinal. La CTEP aporta el sueldo. Las herramientas y otras cosas que puedan necesitar nosotros lo tenemos que conseguir. De los seis cupos que nos prometieron hasta ahora le pudimos dar el alta a tres, porque eso lleva tiempo, y hay muchos chicos que quieren ingresar. Una vez que los ven trabajando quieren participar. Los trabajadores de la cuadrilla tienen que cumplir una cantidad de horas, y firmar una planilla. Se trata de jóvenes mayores de veinte años que si consiguen trabajo en blanco, dejan de cobrar este aporte.  Yo los sigo, controlo su trabajo, voy a ver en donde están y que hacen. A veces las cuestiones climáticas nos imposibilita un poco, pero ellos igual trabajan aunque sea una hora. La tarea que cumplen es mantenimiento y  limpieza de los espacios públicos. Ahora están enfocados en las plazas, porque estaban todas hechas un desastre. No les podemos pedir que vayan a limpiar las acequias porque no tienen las condiciones, no tienen ropa ni herramientas adecuadas como para exponerlos a tanto. Por ahora esas son sus tareas. Juntas Vecinales aporta el volquete para los días que ellos necesitan, tratamos de coordinar para que lo traigan, pero ese es el único aporte que tenemos por parte del municipio. Les habíamos pedido las herramientas prestadas para que ellos pudieran trabajar con más comodidad como la ropa, las camperas o algo que nos puedan prestar, pero tampoco tuvimos respuestas.

RSM: Además del proyecto de la cuadrilla ¿están realizando alguna otra actividad?

AM: Por ahora, estamos complicados porque no tenemos espacio. En la sede hubo peligro de usurpación, robaron lo que quedaba. Nos comunicaron que probablemente se empiece a trabajar en el desarme de lo que está quemado. Necesitamos mucha plata para poder pagar la mano de obra, más que nada de la continuación, porque si bien eso corresponde en parte al municipio, lo más probable es que no. Nosotros necesitamos poder techar y cerrar la construcción porque si no ahora, lo usan para cualquier cosa, sobre todo de noche. No tenemos luz, no lo tenemos cerrado, no tenemos nada. Es un peligro entrar porque se puede desmoronar. Estamos trabajando para recuperarlo.  Primero queremos tratar de cerrarlo. En ese espacio se puede hacer una huerta, y se pueden otras hacer cosas mientras tanto. Estamos tratando de ver si a nivel provincia se puede conseguir algún aporte, ya sea en materiales o mano de obra. Nos comunicamos con el senador Pereyra, todavía no tuvimos respuesta pero nos comunicamos y estamos esperando que nos puede decir. También estamos en contacto con Mabel Britos, subsecretaria de Desarrollo Social de la provincia, y ella nos dijo que en lo que pueda va a tratar de, aunque sea,  hacernos de nexo para ayudarnos con la sede.

RSM: ¿Cuáles son las problemáticas que más les preocupan del  barrio?

AM: Las adicciones de los jóvenes. Es un tema complicado. Y yo creo que, si bien es necesario que haya operativos y todo lo que vos quieras, lo que está faltando es contención, es darles a los jóvenes algo para que puedan hacer. Algo que les sirva para salir un poco de su estado.  Muchos  caen en eso porque tienen problemas, muchos porque tiene familias con problemas,  no importa por qué, dándoles un momento, un lugar o algo para hacer, creemos que por un rato lo sacás de eso.  Es lo que más nos preocupa porque cada vez son más chicos, y más menores los que entran y no se hace nada. El estado no hace nada. Y no sirve de nada que los lleven a rehabilitar porque después no hay un seguimiento. Y el pibe vuelve a salir, vuelve  a pasar lo mismo, y no hay un seguimiento. Entonces desde nuestro lugar, que es muy chiquito en comparación de un estado, podríamos brindarles  un poco de contención, alguna actividad, algún taller, pero para todo necesitamos nuestro espacio. Estaría bueno reunirlos, preguntarles que necesitan y a partir de eso llenar de talleres. Que sientan un espacio propio, que este sea un espacio al que los jóvenes puedan acudir, y no acudir a otras soluciones. Todavía no está visible el tema del suicidio, pero una cosa lleva a la otra. Ahora es el momento para empezar a actuar al respecto. Sin ser profesionales, consideramos que la contención dándoles herramientas puede hacer que los chicos se sientan a gusto. Esta es una de las preocupaciones más importantes que tenemos, pero también nos preocupa el mantenimiento que los chicos no pueden hacer, que se nos inunda el barrio cuando llueve, que ya pasamos nota por la acequia y no hay repuesta.  Y son cosas que tienen que ver con la ausencia del estado. Tuvimos la suerte de pedir la poda y que se hiciera antes de la nevada y sin embargo cayeron ramas y es todo un desastre.

RSM: Además de todo lo que  nos contaste ¿qué te gustaría que lograr en el barrio?

AM: Uno de los objetivos es poder unir al barrio El Arenal, dejando de lado las cuestiones que tengan que ver con clubes, porque en si somos un solo barrio. Cada uno puede tener la preferencia que quiera pero somos un solo barrio que tenemos que tirar para lo mismo.  Y queremos que los vecinos nos acompañen y hagan presencia. Es fácil criticar desde una red social. Pero los que estamos en las reuniones somos los que ves  y necesitamos gente que aporte, que ayude. Siempre los pedidos son basados en lo que el vecino quiere, nosotros no recibimos nada a cambio. No cobramos un sueldo. Les pedimos que nos acompañen. Si ven a los chicos que están limpiando  que se acerquen a cebarle un mate, o que se acerquen a las reuniones o a los eventos porque para nosotros es importante el acompañamiento. Nosotros trabajamos para los vecinos, no para nosotros.  

Publicidad

Dejá una respuesta

error: Contenido protegido ante copia