Esquí Backcountry en Chapelco, una experiencia diferente que deja huellas

A pesar de que el Bosque lleva el nombre de los Huskies, son varias las actividades que tienen como punto de partida la cálida cabaña de troncos que se encuentra inmersa en el bosque nevado de Plataforma 1600, apenas uno desciende de la telecabina, en el corazón del Cerro Chapelco.

Desde allí se abren diferentes opciones para recorrer y descubrir los secretos del bosque. Todas trazan un recorrido ideal para conocer la montaña de manera distinta conectándose con el entorno y el aire puro, tal como lo hacían los primeros expedicionarios para trasladarse por la nieve.

Una de las propuestas más interesantes a descubrir es el Esquí Backcountry, una modalidad de esquí nórdico, con esquíes cortos. De una manera divertida y acompañados por un experto guía de montaña quedan al descubierto nuevos lugares y parajes de ensueño. La aventura tiene una duración de dos horas e incluye bastones, esquíes, botas, licor o jugos de frutas y chocolate.

Su técnica se basa en la del esquí nórdico. Son esquíes cortos que en su base tiene un material sintético llamado “piel de foca” que solo permite que las tablas deslicen en un solo sentido. Es por esto que mediante un movimiento simple, se pude avanzar deslizando por la nieve sin el riesgo de deslizarse hacia atrás.

Las salidas son en grupos con un guía, por un circuito que lleva por el bosque por terrenos sin demasiados desniveles y con pendientes muy suaves. Todos los circuitos incluyen una parada para descansar, sacar fotos, degustar chocolate y tomar una copita de licor. Los más chicos disfrutan de chocolate y jugo de frutas. Así se vive Chapelco de una manera diferente en familia y con amigos.

Publicidad

error: Contenido protegido ante copia