Crítica de «El Retiro»

Rodolfo (Luis Brandoni), un hombre mayor y solitario, luego de jubilarse se ve obligado a cambiar su apacible y relajada rutina cuando Yannina, una mujer que lo ayudaba en la limpieza, le pide que cuide de su hijo y sin previo aviso se marcha dejándolos solos. A causa de ello, su hija Laura (Nancy Duplaa), decide mudarse con ellos y ayudar.

El Retiro es una película que sabe llevar muy bien el ritmo. Uno, tal vez no lo note tan presente, pero durante las escenas en que se muestra la tranquilidad y soledad de Rodolfo, se nos transmite, a través de un ritmo lento, la paz que él siente. Y cuando esta se ve interrumpida inmediatamente se acelera el ritmo haciendo que nos sintamos igual de ansiosos que él.

La actuación brillante por parte de Luis Brandoni nos hace recaer en las diferencias generacionales y de pensamiento que hay entre estos tres personajes. Y sabe tratar temas que no nos son ajenos, de manera muy clara y efectiva. Cosas como las segundas oportunidades y la perspectiva familiar.

Tiene un único fallo que podría reprocharle y este se encuentra en el final de la película. Es un fallo de sonido que no significa mucho, pero lamentablemente saca al público del estado de ensimismamiento en que se encuentra y arruina el cierre de la película.

Recomiendo esta película. Cuenta una historia conmovedora y tiene una forma prolija de contarla. No posee ninguna complejidad la trama, y los personajes son totalmente entrañables, convirtiendo a esta película en un espacio de reflexión.

Por Francisco Corso para RSM