Crítica a Star Wars: El Ascenso de Skywalker: «Un show de luces intermitentes»

Por Francisco Corso

Luego de recibir un mensaje críptico de lo que parecía ser la voz del difunto emperador Palpatine, Kylo Ren se dirige al origen de dicha transmisión. A todo ello, Rey, aún afectada luego de su anterior encuentro con Kylo, entrena bajo la tutela de Leia. Ambos personajes, aún conectados por un vínculo que desconocen. Se acercan a un terrible desenlace que tensara su linaje y pondrá en juego el futuro de la galaxia.

Finalmente, la última trilogía de “Star Wars” llega a su fin. Ya habiéndose enfrentado a un público duro y a un cambio de directores y guionistas en dos ocasiones. J.J. Abrams, director y guionista del episodio 7 se propone dar un cierre a lo que fue una de las ficciones más aclamadas de la historia. Con ello también recibe la tarea de adaptarse a los cambios de trama transcurridos durante el episodio 8, el cual no dirigió. Y guiar la saga a un clímax que esté a la altura de las expectativas.

Sin embargo, teniendo en cuenta que el episodio 7 y 8 habían recibido críticas muy negativas por parte de los fans. Ya nadie esperaba nada del noveno episodio. Es por ello que me doy el lujo de declarar que esta película superó a sus dos antecesores. Aunque no con mucha diferencia, y aun así no logra hacerse un lugarcito entre el resto de películas de la saga.

Debo decir, en defensa de J.J. Abrams, que teniendo en cuenta, la cantidad de decisiones erróneas y fallos que cometió Ryan Johnson en el guión de la octava película, poco se podía hacer por salvar a la saga. Sin embargo, pareciera que estos guionistas no se pudieron poner de acuerdo, puesto que de la misma manera que el octavo episodio tiraba por la borda los planteos del episodio siete. Ryan, volvió a retomarlos, haciendo caso omiso a la anterior película. ¿Qué generó esto? Una conclusión apresurada, donde nos arrojan información constantemente para poder dar la sensación de cierre. Y un episodio ocho que se siente como si sobrara.

Daisy Ridley is Rey and Adam Driver is Kylo Ren in STAR WARS: THE RISE OF SKYWALKER

Si bien la sentí un poco forzada, disfrute la película. Se nota que las ideas que tenia J.J.Abrams no eran malas, y hubiera estado bueno que hubiera tenido la oportunidad de guionar el octavo episodio y así poder explayarse apropiadamente. Por sobre ello, cabe decir, que a una pelicula la conforman más cosas que el guion. Y a todo ello, como los efectos, la fotografía y el sonido, me hicieron sentir inmerso en aquel universo. 

Si sos fan de la saga y te has sentido decepcionado por los últimos dos episodios, te recomiendo que veas este. Quita el mal sabor de la boca, y no te hace sentir como si esta última trilogía hubiera sido un malgasto de tiempo y recursos. Si aún no has visto ninguna película de la última trilogía, podría decirte que no te perdés de mucho. Pero, si no viste ni siquiera la primer trilogía, en ese caso te diría que te tomes un tiempo de tu día para verlas todas. Porque en ello poder ver cómo a lo largo de tres trilogías, cambian los recursos, y la forma de filmar las cosas.