Bomberos Voluntarios con Papá Noél repartieron caramelos y sonrisas en todos los barrios

Ayer, como desde hace 20 navidades, Bomberos Voluntarios hizo su recorrido junto a Papá Noél, saludando y alegrando a los niños de todos los barrios sanmartinenses.

Las tradiciones se van construyendo, y se van incorporando en grandes y pequeños. Ayer por la mañana, cuando bomberos transmitía en vivo en su página de Facebook la sirena que anunciaba la salida del móvil navideño, los niños ya entendían sin necesidad de mirarlo: “Pongo el vídeo, lo escucha mí hija y dice… Son los caramelos?? Siempre puntuales genios!”, comentó una madre al instante.

El reconocimiento hacia esta labor navideña de Bomberos Voluntarios se ve en las sonrisas de todos los niños y adultos que cruzan, en los saludos, en los abrazos a Papá Noél y también en los comentarios que les dejan en su página: “Que corazón hermoso tienen… FELICITACIONES!!! Mi más grande admiración hacia todos ustedes!!! GRACIAS!!!”, “GRACIASSSS, gracias por todas las sonrisas que regalan!”, “Geniosss! Un año más haciendo feliz a la gente de San Martín”, “Son lo mas!! Gran trabajo que hacen por la felicidad de nuestros niños!! Los niños se divierten juntando, les aseguro que no se pierde un caramelo! mi hijo en silla de ruedas recibe en bolsita!! Y si no lo juntamos nosotros sus papás!!!! Hermoso lo que hacen cada año!!!💙”.

“Ver la felicidad de los nenes, divirtiéndose, corriendo para llegar al camión, riendo juntando caramelos y saludándonos es una sensación muy linda”, compartió a RSM Nahuel Vera, Bombero y chofer del móvil que llevó a Papá Noel.

«Cuando vas arriba del camión, doblás en una esquina y ves la cantidad de chicos que hay, les ves la cara, esperando con su bolsita y cómo la gente está pendiente, te das cuenta que es algo que no se puede dejar de hacer, reconforta al alma», expresó el Bombero Fabián González.

Quizás uno de los momentos más emotivos haya sido el ingreso, como todos los años, de Papá Noél al Hospital, llevando regalos a niños recién nacidos y en recuperación.

Gracias al aporte de vecinos, comerciantes, empresas y del Municipio, se logró cumplir y superar el objetivo de juntar 1700 kilos de caramelos, que hicieron posible llegar a todos los niños. «Había chicas que pintaban las uñas por una bolsa de caramelos, o un señor que recargaba matafuegos cuando le entregaban una bolsa, es un esfuerzo de toda la comunidad», explicó Fabián González a RSM.

Fotos: Leo Casanova-RSM