Falleció un cabo de la Policía que recibió un balazo en la nuca en la noche del 31

Luis Nahuelcar, un joven policía de 24 años, fue herido de gravedad, durante los primeros minutos de este 2020. Lo atendieron en un principio en la localidad de Cutral Co y luego fue trasladado, debido a la gravedad de la herida, a la ciudad de Neuquén. Durante la tarde de este miércoles los médicos anunciaron la muerte cerebral del efectivo. Los agresores estarían identificados y serían conocidos en el ambiente delictivo.

La primera hipótesis es que el policía herido concurrió a verificar si se cometía un delito del que había sido advertidas las fuerzas de seguridad. Pasó con su moto por la calle Mitre y recibió disparos de arma de fuego por la espalda, donde una de las balas le impactó a la altura de la nuca.

En principio se involucra en el hecho a la familia Espinosa, tristemente conocida porque sus integrantes estuvieron relacionados con el homicidio de Lucas Flores, de Matías “Patito” Moreno. Los continuos enfrentamientos de los Espinosa con otras familias del barrio derivaron también en la trágica muerte del niño Luciano Puente.

Como se trata de un donante de órganos quedó su cuerpo conectado para que le practique una ablación en las próximas horas. El fatal desenlace lo recibió la familia en presencia del jefe de la Policía Julio Peralta que los estuvo acompañando desde muy temprano en la mañana cuando tomaron conocimiento del ataque que sufrió en Cutral Co.

Ni bien concluya la ablación de órganos, el cuerpo será trasladado al Cuerpo Médico Forense donde se le realizará la autopsia. La despedida con honores del cabo se realizará este lunes en una sala velatoria de Zapala.

Por el episodio, la fiscal Marisa Czajka ordenó ocho allanamientos en la comarca petrolera y se supo que hubo cinco demorados. Resta determinar la participación de cada uno de ellos en la agresión aunque hay uno que los investigadores lo habrían identificado como el presunto autor del disparo.

Deja un comentario