Con la temporada veraniega los problemas con el tránsito se multiplican

La llegada de una nueva temporada veraniega y la gran cantidad de turistas que llegan a nuestra ciudad le dan una bocanada de aire fresco a toda la economía regional. Pero por otra parte desnuda problemas que hace años vienen sufriendo los sanmartinenses y también turistas.

El parque automotor local en los últimos años aumentó en gran medida y cada vez se hace más difícil poder transitar con la normalidad que los sanmartinenses estaban acostumbrados. La falta de ordenadores de tránsito en horas clave no contribuye al ordenamiento necesario de una ciudad que crece día a día.

Automovilistas estacionando en lugares prohibidos, obstruyendo rampas, vehículos en doble fila en cualquier avenida o arteria importantes, complican el tránsito y muchas veces son causales de colisiones que se podrían evitar. En temporada poder cruzar en las sendas peatonales muchas veces son una odisea. No todos los visitantes comprenden que en San Martín de los Andes, se respeta la prioridad al peatón.

En estos momentos la Dirección de Tránsito y Transporte cuenta con 8 ordenadores de tránsito que se mantienen activos, dado que el resto se mantiene con licencias y/o vacaciones. Quienes prestan servicio lo hacen solo de 7 a 14 hs. todos los días, es decir, que desde las 14 hs en adelante no circulan ordenadores de tránsito por la ciudad, debido a que por el momento no se les abonan las horas extras. Esto sucede siempre y cuando no haya algún evento que merezcan la presencia de los mismos, entonces el centro de la ciudad se mantiene sin la presencia de autoridades municipales que colaboren en el ordenamiento del tránsito.

RSM pudo averiguar que los controles de alcoholemia por parte de los ordenadores de tránsito no se realizan desde hace más de 6 meses. En todo el 2019 no se realizaron operativos nocturnos con los controles de alcoholemia con el fin de evitar de que haya conductores en estado de ebriedad. Actualmente tampoco lo viene haciendo personal de la División Tránsito de la Policía Neuquina. La cantidad de incidentes viales en los últimos meses, en los que los conductores se encontraban borrachos han ido aumentando de sobremanera.

«Llamé a la caminera para que me saque un vehículo que estacionó a la salida de mi garage y no vino nadie. No es la primera vez que me pasa, llamás y nadie se hace cargo, ni la municipalidad ni la policía», expresó Juan Carlos, un vecino de calle Gral Roca, que sufre día a día que le estacionen vehículos a la salida de su garage.

Sin dudas en los próximos días el subsecretario de Tránsito y Transporte, Eduardo Muñoz, explicará cuáles son las metas de cara a una temporada que ya viene bastante complicada en materia de tránsito.

Deja un comentario