Nueva propuesta en el Almacén de flores: la calidad de siempre con una modalidad más dinámica

El Almacén de Flores siempre se caracterizó por un planteo estético y gastronómico de alta categoría. Con el 2020 de año llegaron cambios en la modalidad de servicio: todo se puede comprar para llevar.

“Quisimos salir de la estructura típica del “restaurant””, explicó Fernanda Vilar, encargada del Almacén de Flores, a RSM, “armar un formato más ágil y dinámico”.

Ahora el Almacén brinda la opción de comer en el hermoso espacio que despliega y también la posibilidad del take away, para llevarse los deliciosos menús adonde uno quiera. Esto, en verano, significa que se puede ir de pic nic al lago con un menú de alta cocina.

“Si bien cambió el formato, la propuesta alimenticia es la misma: utilizamos muchos ingredientes frescos y naturales, intentando no procesarlos mucho y con una fuerte oferta vegetariana”, detalló María Candelaria Tolosa, la reconocida chef del Almacén. “Además, trabajamos todo lo posible con frutas y verduras orgánicas de productores locales”.

Cada sándwich, tarta y ensalada denota equilibrio y perfección. “Están los platos clásicos del Almacén y algunas novedades que incorporamos con el cambio de formato”, agregó Candelaria. Todo está a la vista, y se ve que está hecho en el día.

Y la parte que ha tomado protagonismo es el sector de panadería y pastelería, porque a las deliciosas tortas, muffins y cuadraditos que elabora Francisca, la pastelera, se sumaron los panes de masa madre que sumó el nuevo panadero, David. Antes el Almacén vendía pan de campo y multicereal, hoy redobló su apuesta y tiene más de quince variedades de panificados, que van desde baguette, hasta focaccia, pasando por ciabatta, pan lactal y gallego, con un universo que se abre al saborizarlos con romero, tomates secos, ajo rostizado y otras magias.

Todos los productos de la pastelería y la panadería arman hoy en día un rincón especial en el Almacén.

Y, quizás una de las cuestiones más innovadoras en la escena de panadería sanmartinense actual, sea que todos los panes del Almacén están hechos con masa madre. Esto significa que cada sándwich tiene un pan que está levado con levaduras naturales, lo que genera numerosos efectos beneficiosos para la digestión de las harinas.

Como siempre, las flores están presentes.

El Almacén de flores abre sus puertas de lunes a sábados, de 10 a 15 horas, y de 18 a 22. Con su amplia carta, contempla tanto desayunos y almuerzos, como meriendas y cenas. Es uno de esos lugares en donde da gusto estar y, con el nuevo formato, es posible llevarse todas las delicias a donde se elija disfrutarlas.

Fotos: Leo Casanova-RSM

error: Contenido protegido ante copia