Parador Alameda Lolog: almuerzos y atardeceres ricos a orillas del lago

A 20 minutos de San Martín de los Andes, en la Ruta 62, sobre la costa del lago Lolog, se encuentra el Parador Alameda, que ofrece una variedad de propuestas  como fogones, gastronomía, kayaks, bajada de lanchas y eventos. Tiene WiFi, y algunos productos para salir tranquilos de casa a disfrutar un día pleno en la naturaleza como carbón, leña, bebidas, hielo o agua caliente para el mate. Pero en esta ocasión queremos ahondar y conocer un poco más sobre su cocina y sus propuestas culinarias.

La carta es simple y tentadora a la vez. Pensada para las familias que están de vacaciones y se acercan a uno de los rincones más lindos de la región. Presenta empanadas, pizzas, hamburguesas, una de ellas de lentejas, algunos sándwiches, como el de cerdo desmechado o el vegetariano, papas rústicas al horno y dos variedades de ensaladas, la de Trucha (colchón de verdes, trucha, queso crema y palta) y la de Queso Azul (rúcula, espinaca, queso azul, nueces y peras caramelizadas).

A cargo de la cocina está Tomás Alemán, que estudió gastronomía en Buenos Aires y desde 2012 viene haciendo temporadas en Santa Cruz y en San Martín de los Andes, en el cerro Chapelco, y que desde el 2017 se quedó a vivir en Lolog. Allí tiene la ayuda de Gisela Catania y de Chachi Hiriart. En el salón y atención general, está Joaquín Zaldivar. “Es una concina base, pero todos los platos los encaramos con muchas ganas y constantemente presentamos platos frescos”, explica Tomás a RSM una tarde, ya finalizado el despacho.

Hablando de las tardes. Ver caer el sol degustando algunas ricas cosas dulces y caseras puede ser una buena opción en el Parador Alameda Lolog. Tortas de zanahoria, de manzana, deliciosos brownies, alfajores caseros, deliciosos alfajores helados hechos allí, o una porción de torta Banet, que elaboran a base de masa quebrada, dulce de leche y chocolate. Simplemente para llegar hasta ahí, sentarse adentro o en el deck sobre el lago, y a disfrutar.

El espacio se abre también a eventos. Por ejemplo el jueves que viene se realizará allí una nueva edición de Mushkimpa, donde Tomás compartirá la cocina con su tocayo Campbell y habrá música en vivo, cerveceros artesanales y algunos foodtrucks para pasar una linda tarde en Lolog. El parador funciona todos los días de 10 a 20 horas y por consultas están en las redes como AlamedaLolog. Gastronomía y naturaleza se ensamblan y se ponen al alcance de la mano.

error: Contenido protegido ante copia