«El polo de complejidad en zona sur es nuestra ciudad y los casos críticos y graves serán atendidos en la Clínica Chapelco», indicó Cabrera

El director del hospital Ramón Carrillo, quien por estos días es muy solicitado por todos los medios de comunicación a raíz de la lucha contra la pandemia del coronavirus, explicó a RSM la metodología de trabajo que tomaron para tratar los casos sospechosos y/o confirmados de pacientes con coronavirus.

Cabrera indicó que «lo que estamos haciendo desde un primer momento es que todo lo que es el sector de Salud de San Martín de los Andes sea uno solo, tanto el sector privado con el sector público. Después de decisiones locales y de la subsecretaría del Ministerio de Salud, se dispuso que el «polo de complejidad» en la Zona Sur, es decir, Villa La Angostura, Junín y San Martín de los Andes, sea nuestra ciudad y los pacientes críticos y graves sean derivados a la Clínica Chapelco».

«El motivo es porque ellos al tener la instalación física de una Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con pocas modificaciones que ellos pueden realizar con el apoyo Provincial y nuestro, podemos concentrar en un mismo edificio todos los respiradores para poder manejar los pacientes críticos en la clínica con personal de Salud Pública y personal propio de la clínica», añadió el director del hospital Carrillo, que además confirmó que se trasladaron algunos equipos de salud pública hacia la clínica.

Se le consultó al médico también por el resto de las atenciones en la clínica y el hospital y cuál es la organización respecto a eso. «Los pacientes moderados o menos graves también serán internados en la clínica, es decir los casos confirmados. Al ser la clínica el polo de terapia intensiva implicaría probablemente que los partos de la localidad se hagan todos en el hospital. Estamos coordinando las acciones necesarias de ciertas modificaciones necesarias que estamos haciendo en ambos lados, estas son físicas, tecnológicas y de recursos humanos. Este lunes hubo un trabajo muy importante de la gente de Maternidad e Infancia del hospital, de los sectores de pediatría, gineco y obstetricia, con los sectores de la Clínica Chapelco. Fue un trabajo en conjunto al igual que clínica médica y terapia intensiva. Son equipos que trabajarán como uno solo para brindar lo mejor para nuestra comunidad», indicó Cabrera.

En las últimas horas diferentes versiones indicaban la falta de insumos en el hospital local, pese a las compras realizadas por la cooperadora con el aporte de los vecinos. Cabrera explicó que todos los centros de salud del país están con estas necesidades, «el trabajo que se está haciendo de parte de la comunidad con la fabricación de insumos a nivel local ayuda muchísimo y es importantísimo. Creo no equivocarme, pero en la zona patagónica fuimos uno de los primeros en trabajar de esta manera, junto con la cooperadora, preparándonos y comprando material de materia prima y haciéndolo de manera local, más allá de los que envía la subsecretaría con el Ministerio de Salud. No hay un número mínimo de cantidades de insumos, todo lo más que se pueda obtener es lo que buscamos tener. Estos son insumos que no se vencen, por eso es bueno recordar que todos los insumos que compra la cooperadora, son únicamente del hospital, no se van a ningún lado, son propios», añadió el director.

Cabrera también dedicó un párrafo aparte a la comunidad que se mantiene en sus viviendas en esta época de aislamiento social, preventivo y obligatorio. «Tengo que felicitar a la ciudad, es para aplaudir la responsabilidad. Cuando empezaron a llegar vecinos de zonas como Europa, Brasil, la mayoría avisaron que habían llegado, que estaban en cuarentena, el primer caso fue del adolescente que todos sabemos. Es por ello que llevamos un registro y una base de datos de todas las personas que nos llamaron y que cumplen la cuarentena primaria porque vinieron de esos países. En estos días terminan esa cuarentena y de no presentar síntomas deben continuar con el aislamiento general. Pero es para destacar porque hay cientos de personas y en su gran mayoría jóvenes. Y cuando no se cumplió, vecinos se encargaron de dar aviso y efectivos policiales fueron y los notificaron, esto también sucedió en San Martín. Hubo procedimiento, hubo acciones y creo que estamos manejándonos muy bien, por eso siempre abogamos por la responsabilidad cívica y personal de cada uno. Lo estamos llevando bien, pero faltan dos semanas más. Depende del comportamiento que tengamos ya que nos va a marcar alguna definición de algún análisis de cómo estamos a nivel local, zonal y como país. Tenemos que seguir con esta actitud y hacer el aguante para evitar la circulación. Entre todos lo vamos a superar y esto nos va a marcar en la historia como comunidad de que podemos seguir avanzando más», finalizó diciendo el director.

Deja un comentario