A dos meses de escuela en casa: entrevista exclusiva a Cristina Storioni, ministra de Educación de Neuquén

Su agenda de trabajo es muy intensa por estos días. Reuniones con el gobernador, con el ministro de Educación de la Nación, con los ministerios de otras provincias. Cristina Storioni, la ministra de Educación de Neuquén, se toma unos minutos para atender vía telefónica a RSM y compartir, de manera precisa y pausada en su hablar, un análisis sobre los dos meses que han transcurrido de escuela en casa. Sus desafíos, sus logros, las desigualdades que se hacen visibles, las evaluaciones a los estudiantes, el retorno a los edificios educativos y más.

RSM: ¿Qué evaluación hace de este período de dos meses con de escuela en casa?

Cristina Storioni: En la evaluación del seguimiento de esta experiencia, lo primero que hay que reconocer es que no estábamos preparados, que nos enfrentamos ante algo desconocido, que lo mismo que le pasó a la sociedad en general también le pasó al sistema educativo.

Entonces, esa agenda que tuvimos que cambiar en 48 horas la pudimos ordenar teniendo en cuenta fundamentalmente dos derechos que nos parece que educación tiene que garantizar: el derecho a la alimentación, en aquellos lugares donde los chicos y las chicas acuden a comedores escolares, y por otro, al conocimiento.

Hemos aprendido, porque en el tema de la adquisición y distribución de los módulos con alimentos nosotros teníamos todo descentralizado. Los alimentos en las escuelas los adquieren los directores y las directoras, y la verdad es que tuvimos que hacer grandes compras y hemos distribuido aproximadamente, desde el 20 de marzo hasta la semana pasada, más de 19.900 módulos de alimentos  para chicos que asisten a comedor. Lo aclaro para no confundir con competencias de áreas municipales, de desarrollo social. Así que ha sido un trabajo territorial con la ayuda de los distritos, muchas veces con apoyo de las intendencias y otras organizaciones para poder llegar a la casa de los chicos y las chicas con estos módulos.

RSM: ¿Y para garantizar el derecho al conocimiento?

Cristina Storioni: En el interior, donde para garantizar el derecho al conocimiento en muchos lugares tenemos más dificultades de conectividad o no tenemos tantos dispositivos informáticos como para mantener el registro digital como aprendizaje, hemos garantizado el gran aporte de los maestros y maestras en el cuaderno de tareas.

Esta situación, como educadora, ha sido de un gran aprendizaje. Porque el sistema educativo se puso en marcha inmediatamente. Hubo respuesta con una  actitud muy colaborativa de todos los sectores. Y los grandes protagonistas de esta situación fueron los chicos y las chicas, por supuesto, que hoy aún están en sus casas, las familias, que no están preparadas para dar clases, los hermanos más grandes, las diversidades que también hay en las familias porque no es lo mismo estar en una casa pequeña con muchos chicos conviviendo que en una casa más grande.

Entonces estas desigualdades también son parte de lo que la pandemia nos ha mostrado. Y por otro lado, los otros protagonistas son los docentes que rápidamente comprendieron que el vínculo pedagógico había que mantenerlo con diferentes herramientas y diferentes recursos.

RSM: ¿Cómo se imagina que continúa este proceso y cómo se están preparando para cuando sea el reinicio de clases en las aulas?

Cristina Storioni: En principio, seguir trabajando y corrigiendo todo lo que no sale tan bien. Porque muchas veces algunas cosas hay que revisarlas. Y el regreso lo estamos pensando, por supuesto, porque vamos a regresar a la escuela. Sin saber aún cuándo será este regreso. Pero estamos pensando en una escuela que nos va recibir físicamente de manera diferente. Porque hay un criterio que está establecido claramente, definido como política pública, que es cuidar la salud de las personas. Y ese criterio la verdad creo que es muy valioso y la escuela se va a tener que adaptar a esos protocolos.

Entonces vamos a regresar a la escuela pero quizás no todos a la vez, porque hay escuelas con mucha matrícula y hay que seguir cumpliendo con los protocolos que nos indican los expertos en materia de salud. Así que estamos pensando en una infraestructura sanitaria. Nuestros equipos están trabajando en cómo modificar las escuelas para que se mantengan las distancias y cómo sería esa nueva organización escolar.

También estamos analizando que los protocolos no van a ser todos iguales. En la zona cordillerana por ejemplo hay escuelas con matrícula baja que seguramente será diferente en el tratamiento de escuelas con mucha población. Entonces, ¿quiénes van a regresar a esa escuela? ¿Dónde focalizar dentro del trayecto educativo? Es probable que se inicie con los últimos años de las escuelas secundarias, el quinto y sexto año en la escuela técnica, seguramente también los séptimos grados de las primarias.

RSM: ¿Cómo están pensando el tema de las evaluaciones a los estudiantes?

Cristina Storioni: Precisamente este viernes tenemos una asamblea general donde se reúnen los 24 ministros y ministras de las provincias con autoridades nacionales, reuniones donde se toman decisiones federales. Y esto también lo quiero destacar. Ha sido una experiencia donde hemos articulado muy bien con el Ministerio de Educación de la Nación y la verdad es que es una práctica habitual que estemos conectados todas las semanas para ir tomando decisiones conjuntas entre todas las jurisdicciones. En el temario de este encuentro hay un aspecto central que es el de la evaluación. Aquí seguramente se resolverá este tema de la evaluación a los chicos y las chicas, aunque nosotros como provincia tenemos una posición ya trabajada que justamente es no impulsar la evaluación numérica. Es decir, no evaluar como la escuela habitual, sino que deberíamos en todo caso relatar y hacer otro tipo evaluación con otro tipo de informes que no sea la calificación habitual.

RSM: ¿Tienen prevista una fecha de regreso a las escuelas?

Cristina Storioni: No hay una fecha aún para el regreso, y en todo caso quienes seguramente informarán cuándo la escuela se abre físicamente serán las autoridades de salud, porque la escuela se cerró por un informe y un criterio epidemiológico. También seguramente será un criterio epidemiológico el que rija la fecha de reapertura.  Ha sido claro el Presidente de la Nación que aún no hay una fecha de retorno a la escuela, pero sí nos estamos preparando y reconocemos que volvemos a una escuela que va a ser diferente.

RSM: ¿Cómo abordarán en el regreso a la escuela las desigualdades vividas por niños, niñas y adolescentes en torno al acceso a internet o a las diferentes maneras de acompañamiento familiar que condicionan de distintas formas el proceso de aprendizaje?

Cristina Storioni: Estas heterogeneidades también pasan en la habitualidad de la escuela. No todos los chicos y las chicas aprenden en el mismo momento los mismos contenidos. Pero en esta circunstancia, donde no hay presencialidad, donde no hay un seguimiento grupal, nosotros preferimos que se evalúe o se piense o se describa ese trayecto con lo transcurrido el año pasado, los aprendizajes de ese año, y vinculando el calendario 2020 con el calendario 2021.

Por eso, cuando yo te digo vamos a regresar, seguramente será una parte. Esa parte tiene que estar focalizada en los que ya dejan el sistema educativo, como puede ser el secundario, o quienes cambian de nivel, como pude ser los de séptimo grado del nivel primario.

Estas desigualdades no es que existen a partir de la pandemia, en todo caso lo que hizo la pandemia fue mostrar que hay desigualdades, que no eran tan visibles y ahora se hacen muy fáciles de ver. Estas desigualdades hay que abordarlas sí o sí vinculando lo que transcurrió el año pasado con lo que vendrá el año próximo.

RSM: ¿Cuál sería su mensaje a la comunidad educativa en estos tiempos de incertidumbre e innovaciones?

Cristina Storioni: Fundamentalmente el reconocimiento primero a las familias que están haciendo todos los aportes que pueden, comprendiendo que es una situación inesperada, no deseada por supuesto, y también comprendiendo que la prioridad es la salud de la población. Entonces ese primer reconocimiento a las familias.

Seguramente  las escuelas a las que regresemos van a tener un gran protagonismo social. Porque fijate que lo que se ha perdido en este momento no es solamente la posibilidad del aula, el pizarrón, la tiza, sino que se ha perdido la vinculación que los chicos establecen en la escuela desde lo afectivo, con sus compañeros. Y eso es seguramente lo primero que la escuela va a tender a reparar.  Entonces la escuela va a tener un protagonismo muy especial tanto para las familias como para la comunidad docente.

Creo que lo primero es reconocer que atravesamos algo para lo que no estábamos preparados. Porque no es el mismo sistema educativo, no lo es de ninguna manera. Y por otro lado espero que la escuela al regresar  pueda explicar científicamente qué es lo que pasó. Esto en lo que el mundo entero se vio involucrado y que hizo que los chicos se fueran un viernes 13 de la escuela y  el lunes siguiente no pudieran volver. Y esto requiere también una explicación desde la ciencia sobre todo porque se ha dicho mucho sobre la pandemia.  Entonces, la escuela es un gran referente para lo que vendrá y para lo que pasó.

1 Comment on A dos meses de escuela en casa: entrevista exclusiva a Cristina Storioni, ministra de Educación de Neuquén

  1. vanesa fernandez pandolfo // 15 de mayo de 2020 en 18:10 // Responder

    Que pena que la ministra diga que : …»en todo caso lo que hizo la pandemia fue mostrar que hay desigualdades, no eran tan visibles y ahora se hacen muy fáciles de ver». Creo que no hay docente en San Martín de los Andes, que no sepa de las terribles desigualdades que hay, día a día los docentes enfrentan esta realidad, lo que creo es que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Deja un comentario