Abrió Pampero en San Martín: “A pesar de todo, las ganas de concretar este proyecto fueron más”

La centenaria marca argentina abrió hoy de manera oficial sus puertas en un histórico edificio de San Martín de los Andes: aquel que en 1.930 fuera el Banco Nación. Y ahora, con su arquitectura conservada y sus espacios renovados, da lugar a los productos de esta empresa que busca reinstaurar su liderazgo en el mercado y que suma a sus líneas tradicionales de ropa de trabajo, industria y rural, las de ropa informal urbana, de aventura, para disfrutar al aire libre, y el recordado y querible Pampero Infantil.

En nuestra ciudad, Pampero llega de la mano de Rosalba Rodríguez y Lucas Mántaras, dos trabajadores incansables y siempre emprendedores, que llevan adelante desde hace unos 20 años por ejemplo Cardón y Piedras del Sur. La imagen y el diseño que proponen hacen de éste un sorprendente local comercial para nuestra localidad, terminado con materiales y mano de obra sanmartinense. 

“A pesar de todo, las ganas de concretar este proyecto fueron más”, expresó Rosalba a RSM, a pocas horas de su apertura, haciendo referencia a los difíciles momentos que atraviesa el comercio en general a causa de la pandemia. Luego agregó: “Estamos muy contentos con el desarrollo de este emprendimiento porque nos reencontramos con muchos recuerdos de la infancia, vinculados a nuestros abuelos y padres. ¿Quién no tuvo en algún momento de su vida un producto pampero?”. 

Pampero en San Martín de los Andes está ubicado en la calle Elordi 676 y permanece abierto al público de 10 a 14 y de 16 a 20 horas. Sus ventas son al público en general pero también las realizan en forma corporativa, por ejemplo en uniformes y ropas de trabajo, o calzados de seguridad, contando con planes de pago sin interés en todas las tarjetas de crédito. 

Pampero hace historia

Pampero tiene su origen en la primera década del siglo XX dando nombre a una lona que fue creada bajo los conceptos de resistencia y durabilidad. Se destinaba al uso del cuidado del mayor patrimonio de las personas en aquel entonces, sus cosechas. Esto demuestra que la marca centenaria posee una alta valoración por el consumidor extendida en el tiempo. La seguridad de la marca permitió el lanzamiento de otros productos, hoy insignia. 

Las líneas de productos se dividen en cuatro grandes categorías: Industria, Rural, Aventura y Urbano; además de la entrañable Pampero Infantil con su icónico calzado. De esta manera se convierte en una marca de todos, al alcance de todos. 

Pampero otorga la posibilidad de vestir al trabajador íntegramente (indumentaria laboral, guantes, ropa de abrigo, prendas impermeables, fajas lumbares, calzado de seguridad) con productos que equivalen a calidad, trayectoria y confianza. A su vez, los productos básicos de Pampero son una excelente opción a la hora de buscar mayores detalles de terminación. Su línea de prendas y calzado ya son clásicos: bombachas de campo y botas de PVC. 

Hoy, con una amplia colección desarrollada bajo los conceptos de funcionalidad y diseño, brindan al público la comodidad y durabilidad que otros productos no ofrecen.

Fotos: RSM

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia