Fue dada de alta la paciente de Aluminé que tenía coronavirus y permanecía internada en nuestra ciudad

La buena noticia se conoció en horas del mediodía, luego de que la paciente fuera despedida este martes, a las 11.30 horas, con “mucha alegría y emoción” por parte del personal de la Clínica Chapelco, donde permaneció internada por más de un mes. Partió rumbo a su domicilio en Aluminé, para terminar de recuperarse rodeada de sus afectos.

Cabe recordar que el 26 de julio la Clínica Chapelco recibió en terapia intensiva a una paciente proveniente de Aluminé, que por las fuertes nevadas y el corte de ruta no pudo llegar a Zapala. Ingresó con diagnóstico de COVID 19 moderado que rápidamente progresó a grave. La paciente, de 55 años, con comorbilidades, tenía test positivo una semana previa a la internación, con fiebre como único síntoma, y había permanecido en aislamiento en su domicilio.  Era contacto estrecho de un caso confirmado, personal de salud.

En diálogo con RSM, la doctora Edén Del Mar, Especialista en medicina interna y Jefa de Terapia Intensiva de Clínica Chapelco explicó: “A las 24 horas luego de haber ingresado a la clínica empeoró el cuadro clínico y requirió intubación con conexión a un respirador artificial. Esa misma noche recibió plasma convaleciente, dos dosis en total, según lo recomendado por el ministerio de salud”.

Del Mar agregó: “Estuvo al límite, muy grave por el distrés respiratorio. En total estuvo 28 días conectada al respirador, de los cuales 11 jornadas fueron por traqueostomía. Pasamos días de trabajo muy intensos porque una paciente en ese estado requiere cuidado permanente, realizar procedimientos invasivos y muchos fármacos para el sostén de los órganos vitales, así como controles de laboratorio frecuentes”. 

Aplausos y despedida de la paciente en la Clínica Chapelco

La Jefa de Terapia Intensiva aseguró que luego de tantos días de respirador artificial es fundamental el trabajo de enfermería y de kinesiología: “Desde abril de este año, contamos con una kinesióloga que se dedica casi exclusivamente a la asistencia y recuperación de los pacientes que requieren respirador por ésta y por cualquier causa”. 

Luego de retirar la cánula de traqueostomía la paciente pudo continuar la internación en una habitación común y seguir su rehabilitación, logrando caminar sin requerimientos de oxígeno. Según informaron aún le queda recuperar la fuerza muscular y la cicatrización completa de la traqueostomía. 

“Fue un gran logro de la paciente y de todo el equipo de terapia intensiva. Quiero agradecer y felicitar el compromiso y la fuerza con la que trabajaron: enfermeros y enfermeras, kinesióloga, médico y médicas, técnicos de rayos, tomografía y laboratorio, asistentes sanitarios en limpieza y alimentación, cirujanos, instrumentadoras, anestesiólogo, y a todo el personal administrativo. Por eso hoy la despedimos con mucha alegría y emoción”, concluyó Edén Del Mar.

Recibimiento a Carmen en la ciudad de Aluminé

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia