Una renuncia que trae más problemas a la gestión municipal y graves acusaciones

El pasado jueves, de la propia boca del secretario de Gobierno, Marcelo Sánchez, se tomó conocimiento de que se intervino la secretaría de Recursos Humanos (RR HH) por algunas cuestiones que generan conflicto desde siempre y que tienen que ver con el manejo del personal entre otras.

Pese a que días después el propio subsecretario de Gobierno, Saúl Castañeda, negara esta intervención, la misma se había acordado en el acta N° 8 de la CIAP, el 18 de junio. En ese documento se menciona que a partir de julio se intervendría RR HH. Dicho documento lo firmaron Sánchez y Castañeda entre otros.

Este miércoles, tomó estado público que Mariana Marturano -la ahora ex jefa de RR HH del municipio- renunció el lunes a su cargo. Lo hizo a través de una carta que le envió al intendente, Carlos Saloniti, y desnudó cuestiones muy graves en algunos casos.

Marturano coincidió en que en el área había problemas y falencias por «la falta de recursos como avances tecnológicos». «No me deslindo de mi responsabilidad como jefe de Departamento de Personal. Área compleja, conflictiva ya que somos los que debemos recordar las normas a cumplir y hace muchos años sin acompañamiento alguno», indica al iniciar la carta.

Más adelante, menciona de que se enteró de la intervención «por la gente que trabaja conmigo y haciéndome la consulta, por lo que procedí inmediatamente acercarme para que me clarifique, en el que le manifesté mi malestar y de mi gente y que nos enteramos por ‘puterío’ (discúlpeme la expresión lunfarda), y su respuesta de muy mala manera, soberbia y agresiva, fue ‘te notifiqué de algo? Entonces no te lleves por puteríos’. Mi respuesta: ‘por eso vengo a la fuente y te pregunto’ «, explicó.

En este punto Marturano muestra que la relación con el secretario de Gobierno no era la mejor, de hecho hasta el funcionario la acusó de pasar información a otros empleados. Tampoco había buena comunicación con algunos miembros del gremio que por aplicar normas debió soportar «gritos y maltratos». De hecho en varios puntos menciona que existían diversos problemas administrativos, que van desde las notificaciones a empleados a la aplicación de diferentes normas.

En la misiva también hizo referencia a cuestiones administrativas que nunca se resolvieron, entre otras cosas por la falta de dedicación de tiempo de parte del secretario de Gobierno, dado que la dirección de RR HH depende de su secretaría.

Uno de los párrafos que más llama la atención es donde menciona que avisó que abonar como horas extras las horas habituales no correspondía, que se compró la ropa para el personal pagando mucho más caro solo porque se estaba realizando un paro y otra de las cuestiones es que aún el municipio le sigue abonando el sueldo a un empleado municipal que fue condenado por abuso sexual que recibió 9 años y 6 meses de prisión.

El textual: No me parece hacer marketing de política exponiéndome en los medios de comunicación mi nombre, sacando “trapitos al sol”, yo no salgo a decir, yo le avisé que no correspondía pagar horas extras que también le iba a traer conflictos, que vamos a tener que explicarle al tribunal de cuentas y a contraloría, que hay que mandar al concejo deliberante, que le dio amnistía a los sumarios, que se me queja más de una vez porque no le pago los 8 años de antigüedad que estuvo en el IPVU, que salieron a comprar corriendo la ropa y pagando mucho más caro porque le estaban haciendo un paro, que estoy esperando hace dos meses que un empleado está preso por violación y no me traen documentación ni me bajan línea para no abonarle y hacer el sumario, entre otras. Hay cosas que no se hacen públicas, quedan en casa y lo resolvemos en casa, es una cuestión ética y moral, por eso me siento traicionada y calumniada al difundir mi nombre y la situación de Recursos Humanos de que no es tan así como él dice. Además creyendo ingenuamente que estábamos trabajando en conjunto para realmente mejorar no sólo mi área, sino también para salir a trabajar con las otras. Hubiese preferido que saque un decreto dando de baja mi designación, ya que hace 10 años estoy a la espera del concurso, teniendo el poder y la facultad para hacerlo, hubiese sido más ético.

Sin dudas que esto expone sobremanera no solo la situación administrativa del municipio en relación a Recursos Humanos, sino que también muestra el manejo que tiene uno de los sectores más sensibles que depende exclusivamente del secretario del Gobierno, que en los últimos tiempos viene siendo discutido no sólo por sectores políticos fuera de la gestión, sino también por miembros del propio gabinete.

En definitiva, por estas horas las aguas dentro de la municipalidad no están para nada calmas. Saloniti debe encarar varios frentes: uno es el tema de los pagos de horas extras, otro es dilucidar qué sucedió con la ex secretaria de Educación y su doble percepción de haberes, esta situación de la secretaría de RR HH y un posible enfrentamiento entre el secretario y la subsecretaria en el área de Obras y Servicios Públicos.

2 Comments on Una renuncia que trae más problemas a la gestión municipal y graves acusaciones

  1. A buen entendedor pocas palabras , estaban chorreando…..que vergüenza y nefasta gestión….. pregunta el director de RRHH es técnico solamente , si yo mal entiendo un cargo directivo tanto en un ámbito privado o público ….como mínimo debería ser licenciado y poseer más de un máster en dirección y gestión del capital humano ……

  2. Un lujo la gestión del parasito del intendente

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia