Francisco, el joven sanmartinense que ingresó al Balseiro para estudiar Ingeniería Nuclear

Esta semana Francisco Miranda recibió una noticia que esperaba con ansias y que se convirtió en el resultado de mucho tiempo de estudio y dedicación: fue seleccionado entre todos los postulantes del país como uno de las 6 becados para ingresar al Instituto Balseiro, uno de los centros de estudios científicos más exigentes del país, donde estudiará Ingeniería Nuclear.

Francisco Miranda tiene 20 años y cursó la secundaria en la Escuela del Sol. Hasta tercer año quería estudiar algo vinculado a lo social, pero cuando pasó a cuarto comenzó a pensar en ingeniería.  Ese año realizó con su escuela un campamento en Bariloche, y visitaron el Instituto Balseiro y el Invap, lo que se convirtió en una buena motivación.

“Me gustaba matemática y física, pero pensaba en algo social hasta tercer año, luego me volqué hacia la ingeniería, que aunque a veces no parezca, está vinculada a lo social y a mejorar la vida de la gente”, explica Francisco a RSM. Luego agrega: “Por ejemplo la ingeniería nuclear se vincula con muchas cosas de la medicina o de la generación de energías limpias”.

El Instituto Balseiro es una entidad académica argentina de alto nivel que funciona en las instalaciones del Centro Atómico Bariloche, por convenio entre la Universidad Nacional de Cuyo y la Comisión Nacional de Energía Atómica. En el Instituto Balseiro se pueden completar los estudios para graduarse en carreras como Ingeniería en Telecomunicaciones, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Nuclear y Licenciatura en Física.

Para postularse a las becas del Instituto Balseiro, que además del estudio cubren los costos de alojamiento y comidas, se tiene que cursar previamente 8 materias de ingeniería. Francisco, para hacerlas, se inscribió en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Y cuando rindió la última, pidió el certificado analítico con sus notas y se inscribió para rendir el examen de ingreso al Balseiro. 

Francisco confesó a RSM que no pensó que en el primer intento lo lograría. Es más, estaba preparado para intentarlo al año siguiente y al otro. Porque sabía que entre todos los postulantes del país -muchas veces se suman de otros países de América-, sólo ingresarían 6 a la orientación de ingeniería nuclear.

Este año, por razones de público conocimiento, el examen se realizó de manera virtual. A los 4 días de rendir le avisaron que pasaba a una segunda instancia donde le realizarían una entrevista. Y después de dos semanas, recibió por mail la noticia de que había ingresado, y la alegría fue enorme, y el orgullo de toda su familia, increíble.

Ahora viene lo mejor. A seguir esforzándose para lograr que los próximos años se conviertan en una experiencia maravillosa que le abran una variedad de puertas hacia el futuro. Y decimos esfuerzo porque para Francisco “no hay que ser súper inteligente para estudiar ingeniería y presentarse al Balseiro, sino que lo principal es que te guste mucho para tomar la decisión de sentarte y trabajar con todo”. Y seguramente San Martín de los Andes tendrá así entre sus vecinos a un ingeniero nuclear haciendo aportes a la humanidad.

2 Comments on Francisco, el joven sanmartinense que ingresó al Balseiro para estudiar Ingeniería Nuclear

  1. Felicitaciones Francisco , mi hijo curso toda su carrera en el Balseiro y actualmente es doctor en física al igual que su esposa y están trabajando en Noruega con los premios Nobel de medicina ( Moser) . Son reconocidos por su formación y empeño permanente . Muchísima suerte , felicitaciones también a tu familia por un nuevo genio argentino para el mundo

    • gracias Alberto y Felicitaciones por tu hijo ,Que orgullo .Me emociona que haya jovenes argentinos trabajando por la ciencia .Ahora le transmito a Francisco tus palabras .gracias

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia