Rancho Manolo, un clásico de la cocina de montaña en Chapelco

Ubicado en la cota 1420, ahí donde convergen La Brava y La Pista 3, Rancho Manolo es un clásico refugio de montaña del Cerro Chapelco, ideal para hacer un descanso al medio día para comer algo y recuperar energías, o para tomar un café a la tarde o un chocolate caliente degustando sus característicos wafles que vuelven este fin de semana a la montaña.

Tiene capacidad para unas 60 personas y una increíble vista a la cordillera desde sus ventanas o su terraza, que los días de sol, es buscada por esquiadores y snowboarders para disfrutar en algún momento del día tomando un trago o una cerveza fría. Un buen guiso de lentejas o una caliente sopa de calabaza son algunas opciones para los montañeses, pero también salen pizzas, hamburguesas y milanesas.

Desde el 2005, Mónica Muñoz y Otto Fernández llevan adelante esta concesión que atraviesa hoy una temporada muy especial. “Es triste ver una temporada así, pero estamos dando lo mejor”, dice a RSM Mónica, en Chapelco, al tiempo que va preparando todos los detalles para recibir a algunos comensales en su amplio salón de Rancho Manolo.

Luego agrega: “Queremos agradecer a Juan Cruz Adrogué por el esfuerzo que hizo para tener abierto Chapelco durante este invierno, y agradecemos especialmente a la gente del pueblo, así como a los vecinos de Junín de los Andes y Villa la Angostura, que nos acompañan cuando vienen a disfrutar del cerro. Pasan un hermoso momento, comen algo rico, cambian de aire, disfrutan del paisaje y de la nieve”.

Rancho Manolo es una parada ineludible en la montaña esta temporada. Su servicio hace mejor la visita a Chapelco, sea ésta durante la semana o los fines de semana, para disfrutar en familia o con amigos, o, por qué no, con los compañeros de un nuevo curso de residentes.

Fotos: RSM

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia