La palabra como puente para la escucha: abrieron tres talleres gratuitos de escritura creativa

Ailén Ponce, Santiago Loustaunau y Jeremías Vergara, tres escritores sanmartinenses, lanzaron talleres de escritura creativa abiertos a la comunidad.  

El taller de Ailén está orientado a jóvenes y adultos y se dicta los viernes de 11 a 12:30 horas en el Centro Comunitario de Los Radales. “La intención del taller es generar un espacio de reflexión y encuentro entre les vecines del barrio y quienes se quieran acercar a compartir lecturas y escrituras”, explica la escritora a RSM. “Trabajaremos a partir de lecturas de relatos cortos, haciendo ejercicios de escritura creativa que sirvan como puentes de encuentro con la propia voz”.

El taller de Santiago está orientado a construir un espacio de encuentro, expresión y de escucha para los jóvenes y adolescentes. “Se trabaja a partir de la lectura placentera de textos literarios escritos en los últimos años. Un taller de escritura debe ser, ante todo, un taller de lectura por placer. Se lee, se discute, todos y todas opinan, se comparten sensaciones. Además, se analizan algunos recursos literarios para después ponerlos en juego a partir de alguna consigna de escritura. Las consignas funcionan como un detonante: crean una tensión que después cada tallerista resuelve creativamente. Todos los talleres terminan con un momento para que todos y todas lean lo escrito. Es un momento clave, donde las y los talleristas son escuchados atenta y amorosamente”.

Esta actividad se dicta los miércoles de 15 a 17 horas en la Biblioteca Ruca Trabun y está orientada en particular al público juvenil: “Los adolescentes tienen palabras, les sobran palabras. Lo que me interesa construir es un espacio de escucha. Y no solo un espacio donde ellos y ellas sean escuchados sino, fundamentalmente, un espacio donde se puedan escuchar entre sí. La lectura y la escritura son medio para escucharnos”.

Jeremías Vergara dicta su taller en la Biblioteca de La Cascada los viernes de 15:30 a 17:30 horas. Este espacio está dedicado a la poesía, aunque no exclusivamente: “Los chicos y chicas pueden acercarse y llevar otro tipo de escritos también. La idea es conformar un espacio donde puedan producir y transitar este espacio de conocimiento que se forma entre todos. Acá todos aprendemos. Es un espacio de contención, de creación, de producción de conocimiento que luego se traslada al papel y genera el arte poético”.

Los tres talleres están abiertos a la comunidad y cuentan con cupos disponibles para sumarse a compartir la palabra.

Deja un comentario