Profesionales locales se unen para difundir proyectos comerciales con una mirada creativa y una fuerte impronta sustentable

Club Social Media es una alianza de mujeres, profesionales del diseño y la comunicación, que se unieron para darle una vuelta de tuerca al marketing digital. RSM charló con una de sus miembros, Delfina Caminiti, para conocer más acerca de esta nueva propuesta local.

RSM: ¿Cuál es la idea general detrás de Club Social?
DC: Yo creo que la idea tiene que ver con dar una respuesta a proyectos, locales o no, en cuanto a lo que respecta al diseño y la comunicación. Hoy en día, en un contexto de pandemia, donde la digitalización cobró protagonismo, queremos hacer énfasis en la presencia de las marcas en ese medio. Somos profesionales en diferentes aristas del marketing digital y aportamos cada una su perspectiva para armar un conjunto heterogéneo que funciona por su pensamiento divergente.

Club Social Media nació de una manera muy orgánica. La verdad nunca nos propusimos armar un emprendimiento de diseño y comunicación como tal. Nosotras nos conocimos trabajando, vimos que lo hacíamos bien juntas y que nos complementábamos. En paralelo surgió una amistad, y toda esa sinergia de trabajo, sumada a la seriedad y la pasión por lo que hacemos, se complementó muy bien y viene dando buenos resultados. Somos independientes a la hora de trabajar en nuestras áreas, pero mantenemos un diálogo muy fluido entre nosotras, consultándonos y apoyándonos porque confiamos en el potencial y la visión de la otra.

Apuntamos a mejorar la comunicación. Apostamos a subir un nivel más en lo que uno está acostumbrado a ver, a redoblar la apuesta y desafiar todo lo que se ve o se lee habitualmente de las marcas cuyas publicidades o productos consumimos diariamente. Nos apasiona el lenguaje del medio digital, el tipo de diálogo que podés tener a través de él y por eso siempre estamos atentas a la vanguardia, de forma natural.

RSM: ¿Cómo es el trato con los clientes?
DC: El trato con los clientes es un trabajo en equipo, una comunicación fluida y muy personalizada. Si bien trabajamos de forma online y somos bastante flexibles, nos gusta tener nuestro espacio de organización y creatividad para que ambas cosas, en su justo equilibrio, generen buenos resultados. Es un trato muy empático, muchas veces rozando la amistad, en el que nos ponemos cada una de las camisetas de las marcas y generamos propuestas más allá de nuestra área de trabajo.

Nosotras vemos cada parte del proyecto como un todo, desde la elección de los nuevos productos, la dinámica de la página web, el tono en el que se habla en las redes sociales, los elementos que podemos aportar para innovar y desestructurar, todo forma parte de la marca y trabajarlo de manera integral fortalece mucho sus valores.

La propuesta es asesorar a cada cliente de forma personalizada, remarcar sus puntos fuertes y corregir los débiles, reforzar el concepto de marca, para que sean ellos los que puedan explicar de forma breve y eficaz de qué se trata su proyecto. Somos un equipo.

RSM: ¿Qué servicios ofrecen?
DC: Nuestros servicios van desde el diseño gráfico, la creación de contenido visual y comunicacional, el armado del “storytelling”, que viene a ser el relato propio de cada marca, las estrategias de difusión en diferentes medios, todo trabajado de forma integral, formando un equipo entre la imagen y la palabra, para potenciar el mensaje. Es como digo siempre: una imagen vale más que mil palabras, pero si se la acompaña de las palabras justas, el mensaje es mucho más fuerte.

También contamos con profesionales de consultoría externa, que nos brindan su conocimiento cuando creemos conveniente utilizar otros recursos para impulsar una marca, por ejemplo, desde lo administrativo o audiovisual. Las posibilidades son múltiples y nos gusta explorarlas para reforzar el concepto de identidad.

RSM: ¿Cómo eligen los proyectos en los que trabajan? ¿En qué se basan para la selección?
DC: Sí, es verdad que elegimos los proyectos en los que trabajamos, un poco por intuición, o por empatía con los productos o las ideas. Cuando llegan propuestas que se relacionan con ideales o convicciones que uno milita en el día a día nos tira mucho más el entusiasmo.

Hablando, por ejemplo, de la sostenibilidad, somos muy fanáticas de todos los recursos sustentables y vivimos diariamente intentando generar el menor impacto posible en el medio ambiente. Entonces, cuando llegan proyectos que tienen que ver con eso, nos mueve una fibra más profunda y nos decidimos inmediatamente por ellos. Nos pasa lo mismo con propuestas que tienen que ver con el impacto social, con una mejora para nuestra sociedad y su cultura. Son proyectos que valen la pena y merecen ser comunicados y llegar a un público mayor, antes que otros que solo buscan aumentar las ventas.

Otra cosa que nos permite elegir proyectos es la historia detrás de ellos, cuando vemos que las personas son apasionadas por lo que hacen, o recorrieron un lindo camino para llegar a donde están, a llevar a cabo sus ideas, creo que eso también nos motiva bastante al momento de seleccionar.

RSM: ¿Cómo ves al mundo del marketing digital post pandemia?
DC: Yo creo que una de las cosas positivas que nos puede dejar la pandemia es un gran avance en el mundo de la venta online. Si bien se venía viendo, y en otras partes del mundo está mucho más desarrollado, acá lo que hizo es acelerar los procesos, evidenciar la necesidad de estar presentes en ese medio, para poder comunicar ideas además de vender productos.

El medio digital da la oportunidad de continuar con nuestros proyectos comerciales cuando la presencialidad no lo permite, y aún más allá de ella, logrando abarcar distancias mayores. Pienso que, aunque en algún momento volvamos a habitar la presencialidad, el marketing digital está en el punto de partida para el ascenso.

Para nosotras supone una motivación profesional este auge, una razón más para redoblar la apuesta y buscar diferenciarnos para poder competir. Siempre digo que cuando uno está en la góndola del supermercado, eligiendo entre dos productos de valor similar, siempre se decide por el que ve que tiene más trabajo encima, una impronta distinta, algo que lo hace resaltar.

Me gusta hacer ese paralelismo entre la góndola y el mundo digital, todos estamos ahí juntos y para sobresalir hay que hacerlo a través de la imagen, de la visibilidad que se gana construyendo una identidad propia. Esto es una inversión, sí, pero una inversión multiplicadora que apunta a hacer crecer un proyecto, a corto o largo plazo. A la larga es redituable.

1 Comment on Profesionales locales se unen para difundir proyectos comerciales con una mirada creativa y una fuerte impronta sustentable

  1. Cómo se puede contactar con ellos? Gracias.

Deja un comentario