Festival de las artes de la escuela 359: «una manera de tender puentes hacia afuera»

Este próximo jueves 5 y viernes 6 de noviembre, la escuela 359 presentará el Festival de las Artes «Dejame soñar», dos jornadas en las que participarán muchos artistas, agrupaciones y colegios. Al respecto, RSM charló con Vanina Heredia, la docente a cargo del evento.

Vanina Heredia es docente de plástica de primero a séptimo grado de la Escuela 359. Oriunda de Neuquén Capital, hace 6 años que vive en San Martín de los Andes y 5 que forma parte de la escuela. Trabajó en Neuquén, Chos Malal, establecimientos rurales y dirigió el CIART por 4 años. Además de plástica, estudió teatro y expuso trabajos propios en muestras de pintura. Disfruta pintar paisajes, aunque su última afición es retratar a sus hijas mientras juegan.

RSM: ¿Qué es lo que más te gusta de la docencia?

VH: El aula, por supuesto, y hacer cosas en la escuela. Por ejemplo, este festival de artes que vamos a hacer ahora, yo lo hice siempre, porque es hermoso llevar a los artistas a la escuela y que los chicos tengan contacto con ellos, que valoren su producción y se dé un encuentro comunitario, en el que participen las familias y sea tan enriquecedor y estimulante.

Mirá, me faltan dos o tres años para jubilarme, y en todo este tiempo tuve muchos alumnos que después se dedicaron al arte, de muchas formas distintas, y eso para mí es super importante, significa que pudieron apropiarse del sentido fundamental de la vida: el arte es vida.

RSM: ¿Cómo estuvieron transitando el dictado de clases en estos meses?

VH: Tuvimos una primera etapa de clases por WhatsApp, con un 45% de los chicos, y el resto con cuadernillos. Lo que ocurría era que los dispositivos se saturaban, porque a lo mejor había uno solo por familia, sosteniendo las clases de 3 ó 4 chicos. Entonces, en esta segunda etapa, decidimos hacer cuadernillos, que los chicos retiran del quiosco del barrio y después nos mandan fotos de los trabajos realizados. Así resolvimos llegar a la mayor cantidad posible de alumnos.

También, con ese mismo propósito, nació el programa de radio “La escuela al aire”, que sale de lunes a viernes por Radio Municipal ( a las 17hs) y Radio Fun (a las 16hs). La idea es acercar contenido, para que nos escuchen, para que recuerden un poco la dinámica de antes, que escuchen a la seño decirles: “Hola, buen día, ¿cómo están?»

Empezaron a aparecer diferentes posibilidades a raíz de que llegara el internet social al barrio, como por ejemplo poder hacer algunas clases por zoom con algunos de los chicos y varias entrevistas: al intendente, a diputados y concejales, con los chicos preparándose y haciéndoles preguntas. También hicimos una visita virtual al museo del Cabildo, en Buenos Aires.

RSM: ¿Cómo surgió la idea del Festival de las Artes en formato virtual?

VH: Nosotros en primaria siempre tuvimos una fecha al año para muestras de arte, con una exposición en la Sala Municipal y actividades complementarias en las escuelas.

Este año eso no es posible, entonces la idea fue tomar el espacio virtual como lugar para la muestra y la celebración. El arte estuvo presente durante todo el ciclo lectivo, a través del arte pudimos hacer varios programas de radio, y quisimos que fuera el cierre del año.

RSM: ¿Hay una idea principal que atraviese el festival?

VH: “Dejame soñar” es el lema del festival, porque en este último tiempo todo el distanciamiento social y aislamiento han tenido un sesgo muy difícil de atravesar y creo que muchos chicos están agotados, necesitan volver al juego, porque cuando uno juega, sueña. Ya va a haber tiempo para ponerse al día y volver al aprendizaje. Ahora es tiempo de jugar, no para evadir la realidad sino para transformarla, hacerla transitable.

RSM: ¿Qué vamos a poder ver en el festival?

VH: Mirá, yo había pensado algo más sencillo y humilde, pero se fue sumando mucha gente, tanta que tuvimos que dividir el festival en dos días. Tenemos las muestras escolares, con la recopilación de los trabajos de música y plástica del turno mañana y tarde. Tenemos un taller de poesía que va a dar en vivo el profesor Rafaél Urretabizkaya, junto a Ayelén Martínez, que se llama “Decir la piel”, una propuesta hermosa que tendrá la participación de unos 15 estudiantes. La inscripción para ese taller está abierta, se pueden anotar mandando un mensaje al 2972 430262 y yo les envío el material de lectura previa junto con la consigna.

Vamos a arrancar el festival con poesías de Graciela Rendón, luego viene el taller de poesía y habrá música de Amelia Safich, que es profesora de clarinete. También van a estar los Cuenteros Comunitarios, el Colectivo Mapuche Txafkuleiñ Txokiñ de recuperación del Mapuzungum, con una actividad sobre oralidad y cultura Mapuche con Betiana Oyarce Lemunao.

Habrá una serie de obras que nos compartió Elisa Algranatti, una artista de Neuquén Capital muy reconocida. Vamos a tener al grupo Las Chancletas, que tocan y cantan tango; al artista mapuche Gustavo Figueroa, que es recopilador de historias; a Belén Álvares, que es ceramista y a Clara Suarez, que es cineasta, ambas del CIART; a la artista plástica Carmen Olivetto: y participarán el taller de flauta traversa de la Escuela Superior de Música, la Escuela especial N°15 de Neuquén y la escuela Paila Menuko con sus muestras de arte,  la banda de rock local In-Digo, el taller de radioteatro “Un mundo de colores” a cargo de Alejandra Vicente, el Museo Benito Quinquela Martín, el coro Inaum, el taller de educación plástica de la profesora Karina Delvas y habrá también muestras de danza urbana y folcklórica.

La mayoría prefirió enviarnos videos, para evitar problemas de conectividad y que se pueda disfrutar bien. ¡Van a ser dos jornadas largas! (Risas)

RSM: ¿A qué hora empieza el festival?

VH: Ambos días, tanto jueves como viernes, empieza a las 15horas y van a estar presentes los supervisores de la escuela: de música, de plástica y el supervisor escolar. Está pensado para que la gente ponga el Facebook de La escuela al Aire en la casa, lo disfrute y sea una tarde diferente. Estamos muy contentos con todos los artistas que se sumaron, en cierta manera es tender un puente hacia afuera y volver a abrir la escuela.

Presentación del festival de las artes «Dejame soñar»

Escuela 359 – Canal de Youtube

RSM: ¿Están trabajando con algún tipo de actividad de revinculación, más allá de la currícula escolar?

VH: Se trabaja en proyectos para poder llegar a algo de eso, pero lo cierto es que no hay permisos para hacer esas cosas. Si alguien las hace es a modo clandestino, porque no está permitido por cuestiones de seguridad. Si a vos te pasa algo en medio de una actividad que el Consejo Educativo no avaló, perdés todos tus derechos y hasta tu trabajo. La pasión por los chicos está muy bien pero el maestro es un laburante y no puede poner tanto en riesgo.

RSM: ¿Qué información manejan, como escuela, sobre la eventual vuelta a clases?

VH: Mirá, para volver a la escuela primero tenemos que ponerla en condiciones. Nuestra escuela está en una situación complicada: tenemos la cocina rota, necesitamos tener una desinfección importante, porque teníamos ratas y murciélagos. Necesitamos por lo menos un mes para poner en condiciones el edificio, que no ha tenido ningún mantenimiento. Ahora está cerrada y solo ingresó gente del Distrito Escolar para la entrega de los bolsones.

RSM: Hoy por hoy, después de tantos meses, ¿cómo ves la situación emocional de los chicos?

VH: Es muy difícil, ya están cansados de la virtualidad. Al principio, había chicos que no participaban por falta de conectividad. Ahora hay chicos que no participan por agotamiento. Extrañan la escuela, el recreo, a los compañeros. Les falta el espacio para estar fuera del hogar y establecer otros vínculos. Yo creo que tenemos que dar gracias de que llegamos hasta acá, el fin de año presencial es difícil y en la virtualidad mucho más. Son pocos los que tienen energía y motivación para continuar. Más ahora con las nuevas restricciones, la cuestión vincular es fundamental.

RSM: ¿Y para ustedes como docentes?

VH: Y para nosotros también es difícil. Yo creo que hemos tenido que atravesar mucha tristeza, no es natural que trabajemos en casa. Yo no te puedo explicar la cantidad de recursos que tuvimos que eliminar en la virtualidad. No tuvimos el estímulo del aula ni los abrazos de los chicos, el momento de confianza en el que te cuentan lo que les pasa en las casas, lo que sienten. Sabemos que los chicos están pasando por cuestiones difíciles y la virtualidad nos limitó mucho el acompañamiento. Por eso entiendo que algunos hayan optado por hacer algunos días de clases y juegos. Se ha hecho difícil.

1 Comment on Festival de las artes de la escuela 359: «una manera de tender puentes hacia afuera»

  1. Excelente propuesta, que tengan muchísimo éxito desde Buenos Aires.

Deja un comentario