Sur Realidades y Pura Pulpa: dos revistas literarias que buscan romper estructuras y promover la escritura local

Durante la próxima semana, en el marco de la 14° Feria Regional del libro, se presentará Sur Realidades, la revista literaria del ISFD n°3. Antes de fin de año, también se espera el lanzamiento de la revista Pura Pulpa, que incluye textos reunidos a partir del concurso literario homónimo. Al respecto, RSM charló con Tamara Padrón, poeta local y editora de ambos proyectos.

Sur Realidades empezó siendo una antología impresa anual del trabajo realizado en los talleres de escritura del Instituto Superior de Formación Docente, que apuntaba, principalmente, a promover la producción escrita de los docentes, y circulaba dentro del profesorado.  A partir de la pandemia, la revista se empezó a editar en formato digital, con diseño de Matías Castro Sahilices.

En este último número, que va a ser presentado el próximo sábado 14 dentro de las actividades programadas para la feria del libro, el eje temático rondó en torno a los outsiders: aquellas personas que no pudieron adaptarse al universo tecnocrático actual y se retiraron a vivir en las montañas. Entonces crearon un universo distópico, combinando narraciones corales en forma de artículos periodísticos, que dialogan fuertemente con las fotografías y el diseño, emulando el estilo de la revista NatGeo.

El equipo editorial de este proyecto está integrado por conocidos escritores y artistas locales, como Diego Rodríguez Reís, Marcela Lucero, Tamara y Matías, junto a colaboradores como Camila Calderoni, Francisco Morosini, Carolina López y Nicolás Coletto.

“Neo Paganismo: viaje al corazón de las Gaiáuricas” es el título de esta edición de Sur Realidades, para la cual no solo inventaron un nombre propio, sino también un dialecto, un sistema astrológico, un andamiaje cultural y hasta un vademécum médico.

Sur Realidades – Edición especial – ISFD N3

Versión digital

RSM: ¿Cómo fue la coordinación de una edición en la que participaron tantas plumas?

TP: Yo ya había tenido una experiencia, el año pasado, con la edición de “Es tiempo de soltar la lengua”, una antología de mujeres poetas editado por Las Guachas. La idea de esta editorial, autogestiva y feminista, de la cual formo parte y que arrancó con ese libro, es publicar compañeras patagónicas, en especial aquellas que nunca fueron publicadas.

A partir de ese proyecto aprendí a trabajar en diferido. Es complicado, porque es una negociación permanente con el tiempo y las ideas del otro. El objetivo es que el producto salga, porque al ser colectiva ya deja de ser tu obra.

Con este número de la revista, lo que hicimos con Matías fue coordinar la idea principal y escribir la nota general, una suerte de prólogo. Después vino la producción de fotos y a partir de estas imágenes, que enviamos junto con la nota, se escribieron todos los textos.

Carolina López, que se está especializando en lingüística, inventó un lenguaje especial para esta sociedad secreta. Marcelo Gobbo armó el sistema astrológico gaiáurico y Natalia Belenguer colaboró en el andamiaje artístico. Les armamos una casa, consultando gente de bioconstrucción, para que mantuviera el verosímil con sus costumbres. Ese teléfono descompuesto entre el trabajo de cada uno lo manejábamos nosotros. Fue muy divertido.

Diego Rodríguez Reis: escritor y miembro del equipo editorial.

RSM: ¿Cada cuánto tiempo piensan sacar Sur Realidades?

TP: Este es el tercer número del año. La idea es sacar uno más a fin de año, como para que te lo lleves a La Islita en el celular (Risas). Ahora se viene Pura Pulpa y para poder avanzar con este proyecto teníamos que terminar con Sur Realidades, que en un momento se parecía al rodaje de Apocalipsis Now, todo el tiempo pasaba algo.

El número de diciembre no sabemos qué concepto seguirá, pero seguramente volvamos a la dinámica de antología, porque tenemos mucha gente que nos mandó trabajos y nos preguntó cómo participar.

RSM: ¿Cómo influyó en ustedes este proyecto, en paralelo a no haber clases?

TP: En formación docente, en todo el país, hubo una deserción de más del 80% de los primeros años, ya sea por no tener las condiciones laborales, los elementos, por la carencia de resoluciones nacionales y, sobre todo, por el contexto. Nos falta la identidad como institución, que es muy difícil de conseguir sin la presencialidad.

La revista funcionó como una escuela de escritura que convoca, que permitió a muchos alumnos publicar por primera vez y además ayudó a visibilizar las problemáticas dentro de la institución.

Sabemos que esta versión digital está circulando por otros institutos, con profes que alguna vez pasaron por el ISFD N°3 y siguieron su camino. Esa es la idea, porque nuestra situación es la misma que en los otros 16 institutos de formación de la provincia, y queremos fomentar esta conexión.

Marcela Lucero, quien forma parte del equipo editorial de Sur Realidades

RSM: ¿Qué es Pura Pulpa?

TP: Arrancó con un concurso literario que pensamos a principio de pandemia con Matías. A los dos nos gusta mucho el género Pulp porque es muy abarcativo, entran muchas cosas, desde policial negro, ciencia ficción, esoterismo, espías. Era lo suficientemente amplio para que pudiera participar mucha gente. Entonces lo armamos, buscamos jurados, premios y editoriales.

A raíz de eso tuvimos tres ganadores y pensamos en armar una publicación impresa, semestral, homenajeando a las revistas Pulp del siglo pasado, años 30 o 40, imitando el papel que se usaba en la época y la estética. Queremos que sea una publicación barata, que circule como en esa época, con ilustraciones, interior en blanco y negro, y tapas a color.

Este primer número va a tener una selección de cuentos finalistas del concurso, sumado a los de los tres ganadores. Fue muy interesante la indagación que hicieron todos sobre el género Pulp y recibimos trabajos muy buenos. Nos escribe mucha gente para participar también, así que este será el puntapié inicial y después los números siguientes irán cambiando de temática.

Lo que estamos haciendo ahora es buscar fondos para poder hacer las impresiones, entonces salimos a ofrecer pautas publicitarias e institucionales. La idea es hacer una tirada corta, venderla y financiar con eso las siguientes impresiones. Por eso queremos que tenga un precio accesible, para que pueda llegar a la mayor cantidad de gente posible y que circule.

RSM: ¿Cuándo calculan que va a salir?

TP: La idea es que salga a fines de noviembre. Dependemos de la impresión porque no podemos hacerlo acá, tenemos que imprimirla en Buenos Aires por los requerimientos de papel, color y máquinas. El diseño es muy fiel a la tradición de las publicaciones originales y queremos que mantenga esa identidad.

Y la buena noticia es que el Fondo Editorial Neuquino nos ofreció la posibilidad de presentar un proyecto, el año que viene, para financiar Pura Pulpa. Lo importante de este trabajo es que es colectivo, en vez de mostrar obra propia buscamos publicar escritores y escritoras de la zona, que circule por toda la región y poner en valor lo que se está produciendo.

Tamara Padrón: docente, poeta y editora

RSM: ¿Hay planes de presentar Pura Pulpa en Neuquén?

TP: La idea es hacer tres presentaciones: en Bariloche, mediante una compañera de Las Guachas que vive allá; en Neuquén, en una feria de editores virtual que se hará 4, 5 y 6 de diciembre, donde nos ofrecieron un panel central para presentar la revista, junto a los ganadores, ilustradoras, editores y jurados. La idea es hablar del género, de cómo lo traemos a la actualidad, de las discusiones que se generaron respecto a las temáticas y de cómo fue el laburo en pandemia; y acá en San Martín, para fines de noviembre o principios de diciembre, cuando tengamos la revista impresa. Queremos armar algo, aunque sea semi presencial, incluyendo la premiación de los ganadores.

Deja un comentario