Se lanzan las Bicitecas Barriales: un proyecto que democratiza el acceso a las bicicletas para infancias y adolescencias

Bicis sin usar, olvidadas en galpones. Bicis rotas, sin arreglo previsto. Bicis deseadas, pero inaccesibles para muchas familias. Niñas, niños y adolescentes con ganas de jugar sobre ruedas. Las Bicitecas Barriales rescatan bicis del olvido, las arreglan y las ponen a disposición de quienes las quieren y necesitan.

En el marco de la Semana de los Derechos de la Niñez y Adolescencia, hoy se lanzará un proyecto que significa un gran avance en la democratización del deporte en nuestra ciudad: las Bicitecas Barriales.

Una forma de favorecer el acceso a bicicletas y cascos a niños y adolescentes, a través de préstamos periódicos en distintos barrios de la localidad, desarrollando el uso de bicicleta y casco en los espacios públicos como actividad lúdica y recreativa. Con una instalación de espacios públicos o privados, ambos solidarios, para el mantenimiento de bicicletas para niños y adolescentes en donde también se forme horizontalmente a las y los interesados en el mantenimiento y arreglo de bicicletas en el espacio público.

Este proyecto nace a partir de la sanción de la ordenanza “Piedra libre para jugar”, donde se delimitaron algunos espacios en los barrios para el juego libre de niñas, niños y adolescentes. En varios de ellos, una de las modalidades de juego más ansiadas es la de transitarla sobre ruedas. Desde los Consejos de Niñas y Niños, se expresó que muchas familias no tienen bicicletas porque no las pueden comprar y también que otras tienen, pero que no están en condiciones de ser usadas. “En algunos de estos circuitos la necesidad y el deseo de andar en bici está expresada por las propias niñeces y observamos que no hay asistencia para el mantenimiento ni conocimientos suficientes en los vecinos para resolver esta situación”, explican desde el Co.Co.NAF (Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia.

Desde la organización también se corroboró, a través de los bicicleteros, que existen en la comunidad muchas bicicletas que quedan en las familias que podrían ser reutilizadas y donadas para un uso social y que existen bicicletas judicializadas que podrían ser recuperadas con los mismos fines y ya existen marcos legales para hacerlo.

“Una Biciteca popular transmite cultura, fomenta ciudadanía y recreación. Genera conciencia comunitaria y respeto a los acuerdos establecidos: horarios, condiciones de préstamos, cuidado de herramientas, uso del taller, entre otras cosas”, explicaron desde los Consejos.

Infancias disfrutando de las bicis en una jornada de «Piedra libre para Jugar».

El proyecto ya está comenzando: se comenzaron a recibir bicicletas donadas y ya se realizaron talleres de formación en mantenimiento de bicicletas junto a bicicleteros locales.

“Estamos muy emocionados porque la idea original de las bicitecas fue prendiendo en muchos frentes: grupos amantes de andar en bici, comerciantes y talleres del rubro, ambientalistas, docentes, instituciones públicas, todas han recibido con mucho entusiasmo la idea y están movilizándose para hacerla realidad: un buen ejemplo de solidaridad”, expresó Horacio Margenat, miembro de los Consejos de Niñas y Niños.

El proyecto toma la experiencia de otras bicitecas que ya funcionan como la del Taller Suipacha (en ciudad de Córdoba), la de los Pedalúdicos (de ciudad de Buenos Aires), y la de la EPET 8 (en Neuquén Capital).

Para donar bicicletas o ponerse en contacto con la organización del proyecto, se puede contactar a los Consejos de Niñas y Niños mediante el siguiente Facebook.

Las Bicitecas Barriales serán lanzadas a las 10 horas de este sábado 21 de noviembre, a través del Facebook, en donde se expresarán las y los organizadores del proyecto, contando con la participación de invitadas e invitados que han transitado experiencias similares en Buenos Aires, Neuquén y Rosario.

Deja un comentario