Por «hechos irrespetuosos, intimidación y malos tratos» denunciaron al secretario de Gobierno, Marcelo Sánchez

Después del mediodía de este martes, en las oficinas del municipio de nuestra ciudad, se suscitaron algunos hechos que terminaron siendo denunciados por los protagonistas. Por un lado, los empleados municipales y por el otro el secretario de Gobierno, su secretaria y el esposo de ésta última. Habrían sido tres las denuncias presentadas contra el funcionario municipal por malos tratos, intimidación y perturbación.

Según consta en una las denuncias radicadas por la Ley 2786 (LEY DE PROTECCIÓN INTEGRAL PARA PREVENIR, SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES), en la Comisaría 23°, los empleados municipales se reunieron en una asamblea con el intendente Saloniti quien «resolvió concretamente ceder una oficina del edificio de la Municipalidad y por ende, el secretario de Gobierno, Marcelo Sánchez, debía hacer entrega de las llaves de la oficina para comenzar a hacer las actividades del sector de Recursos Humanos», que estaba funcionando en un edificio fuera de la Municipalidad, más precisamente donde antes estaban las instalaciones del Registro Civil.

Alrededor de las 12:30 horas, Sánchez convocó a dos empleados municipales – el jefe de Personal y al jefe de RR HH – y les habría manifestado, de acuerdo a lo que dice la denuncia, que «no haría entrega de la llave, entendiéndose que desobedeció la orden del intendente Carlos Saloniti».

Tras ello se presentan ante el mismo Sánchez, otras cuatro empleadas, dos de ellas sindicalistas y solicitaron información del por qué se negaba a entregar las llaves de la oficina que oportunamente el intendente habría dado el visto bueno. La denuncia indica que Sánchez «se tornó agresivo, levantando el tono de voz y comenzó a manifestar que con nosotras las mujeres no iba a dialogar, que éramos unas irrespetuosas», indica la actuación correspondiente de una de las afectadas.

«Él mismo aludió que él era el secretario de Gobierno y hacía lo que él quería», reza el documento. Que en ese momento se encontraba acompañado de otro empleado de planta política, pareja de la secretaria privada de Sánchez. «Esta persona se entrometió en la situación, el cual en un momento refirió señas inapropiadas, tomando sus genitales faltando el respeto a todo el sexo femenino allí presente, que al respecto es una situación en la que nos sentimos humilladas, con falta de respeto de personas, compañeros de un mismo ámbito laboral, que nuestra intención era poder conseguir la llave, situación que había sido solucionada por el intendente municipal», explicó una de las denunciantes.

La denuncia termina mencionando que con el escrito se desea dejar asentado los hechos que sucedieron, «como así también solicitar medidas para que ésta persona, Sánchez, cese con todo malos tratos, intimidación y perturbación, dado que al estar en el mismo lugar y éste aprovechándose de su posición, intenta hacer y deshacer de la cual no funciona así».

La denunciante además explica que no fue la única que «observó y vivenció lo sucedido, que hay más compañeras que posteriormente manifestarán lo sucedido, que en cuanto a Sánchez no es la primera vez que pasamos por estos hechos irrespetuosos y malos tratos».

Foto: RSM

Cabe señalar que en las próximas horas tanto los denunciantes, como los miembros del gremio de la Junta Interna Municipal de ATE, se presentarán en Fiscalía para ratificar las denuncias de todas las empleadas.

Por otra parte, de acuerdo a la información que RSM pudo constatar, se habrían producido algunos hechos violentos dentro de la oficina del secretario de Gobierno, entre los que se registraron hasta golpes de puño contra uno de los presentes.

Para conocer la versión de la contraparte, RSM se comunicó con el secretario de Gobierno, Marcelo Sánchez, quien declaró que «por el momento no hay nada que aclarar».

Este miércoles seguramente con el correr de las horas se conocerán si hubo denuncias por parte del Ejecutivo y si los denunciados harán declaraciones al respecto. Cabe aclarar que fue el mismo funcionario municipal que en su momento firmó la adhesión a la Ley Micaela. Dicha Ley establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública.

Deja un comentario