Tras la denuncia penal por contaminación ambiental allanaron la empresa COMARSA, en Vaca Muerta

La Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas presentó una denuncia penal por contaminación con residuos de hidrocarburos de Vaca Muerta que involucra a la empresa Comarsa, la encargada de la remediación de los desechos, a las petroleras YPF S.A., Pan American Energy, Shell, Chevron, Tecpetrol S.A., Pampa Energía S.A., Vista Oil& Gas Argentina S.A. y ExxonMobil, y a los responsables de las áreas de Energía y Medio Ambiente de la provincia.

Foto : Gentileza

La presentación fue hecha ante el ministerio público Fiscal e interviene la fiscalía de Delitos Ambientales. En el escrito se calcula que el pasivo ambiental producto de la contaminación con los desechos, asciende a los 5.000 millones de pesos y que el volumen de material acumulado y «altamente tóxico» es de 401.500 metros cúbicos.

En el día de ayer la justicias realizó allanamientos en dos sedes de la empresa de tratamiento de residuos COMARSA, los que estuvieron a cargo del fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid. El operativo se realizó en las sedes que la empresa tiene en el Parque Industrial de la capital provincial y la de Añelo en Vaca Muerta.

Según informó el Ministerio Público Fiscal, los allanamientos, que comenzaron por la mañana y finalizaron a la tarde, fueron autorizados por una jueza de garantías y participaron el equipo de la fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales y personal de la Policía de Neuquén de las áreas de Criminalística y de Informática. Durante los operativos se secuestraron documentos y previo a eso la fiscalía requirió informes a la subsecretaría de Ambiente de la provincia referidos al funcionamiento de la empresa.

La empresa Comarsa que tiene asignadas 50 hectáreas entre el Parque Industrial de Neuquén y Añelo para realizar trabajos de depuración de los desechos de la actividad petrolera. En la presentación se afirma que se «ha permitido escalar a niveles monumentales el acopio de barros con hidrocarburos, aguas residuales y químicos, exponiendo así la salud de la población y el ambiente».

Los impulsores de esta denuncian afirman que «las plantas no cuentan siquiera con la capacidad técnica necesaria para el tratamiento de los residuos petroleros, como hornos de tratamiento térmico, por lo cual no hacen otra cosa que juntarlos, ya sea en piletones improvisados, construidos sin impermeabilización necesaria, o mezclarlos con suelos no contaminados generando mas y mas residuos peligrosos (una práctica conocida como “pastoneo”). Todo esto es ilegal».

De acuerdo con la denuncia, las empresas petroleras que realizan la explotación de gas y petróleo en Vaca Muerta son también las responsables de estos pasivos. Ellas deberían hacerse cargo de toda la vida de los residuos peligrosos que generan, que nadie puede tratar y nadie controla.

La presentación incluye mapas, datos, fotos, imágenes satélites, entre otros datos y se pide la clausura «inmediata» de las plantas de Comarsa en Neuquén y Añelo, además de la remediación completa de los desechos de la actividad. 

Deja un comentario