De paseo por la Selva Valdiviana hasta la Cascada Chachín

El sendero que lleva a la Cascada Chachín es un paseo sumamente entretenido tanto para grandes como para chicos, y para realizar esta caminata no es necesario ser un gran deportista pero sí, es importante hacerlo con la vestimenta adecuada y siempre con agua y protección solar.

Foto de archivo RSM – ingreso Cascada Chachín

La Cascada Chachín es una de las más importantes del Parque Nacional Lanín emergiendo de la selva valdiviana con una caída aproximada de 30 metros. Esta Cascada se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad de San Martín de los Andes y se puede acceder en auto o vía lacustre cuando se realiza el paseo hasta Hua Hum.

Para llegar en auto se debe tomar la Ruta Nacional N.º 234 con dirección a Junín de los Andes, luego hay que continuar por la Ruta Provincial N.º 48, hacia la izquierda. Luego de unos 10 kilómetros se puede observar el Cerro Colorado (del que pronto les contaremos), 20 kilómetros más adelante aparecerá el puesto del guardaparque.

Sobre la mano izquierda sale el camino que llega a las playas de Yuco, ubicadas a orillas del Lago Lacar, esta península rodeada por dos bahías de arena blanca y rocas es ideal para disfrutar de un día de playa en familia o con amigos.

A continuación del Lago Lacar se encuentra el Lago Nanthue. Por ese mismo camino se llega a la Aduana y al paso internacional Hua Hum, pero antes de llegar hay una zona de playa con Hostería, camping libre y restaurante.

El camino, rodeado de selva valdiviana, te lleva hasta el centro de informes y museo histórico Van Dorsser, donde se encuentra el castillo que le da su nombre y desde donde se puede elegir continuar en auto o a pie hasta la Cascada Chachín.

Más adelante, encontrarás un camping agreste, área de pícnic y el puesto de guardaparque sobre la derecha. Unos metros después, hay que girar a la derecha por el camino que conduce al Lago Queñi, y a unos metros se encontrará con el cartel que indica la entrada a la Cascada Chachín y donde también, se encuentra el estacionamiento.

A partir de este punto hay que continuar por el sendero peatonal, el cual contiene información acerca de las especies vegetales del lugar. La caminata es en subida, dificultad media y dura aproximadamente media hora dependiendo del ritmo del caminante. Al llegar al fin del sendero se encuentra el mirador de la cascada donde se puede descansar y tomar fotografías para luego emprender el regreso.

En el caso de que decidieras dejar el auto en el centro de informes Van Dorsser la caminata es más prolongada, aunque no presenta mayores dificultades. Sí, es importante, acudir con calzado liviano, gorro, agua y protector solar.

Si vas a elegir esta última opción es recomendable que inicies la camina temprano para evitar que la noche te agarre en medio del camino ya que no deja de ser una zona con animales salvajes.

Deja un comentario