En Aluminé y Junín le formularon cargos a dos hombres por amenazas y lesiones contra mujeres

Dos hombres fueron imputados este sábado por el Ministerio Público Fiscal en las ciudades de Aluminé y Junín de los Andes por amenazar y lesionar a mujeres. En ambos casos, los representantes del organismo requirieron que los acusados permanezcan detenidos con prisión preventiva.

Foto: RSM

En la ciudad de Zapala, el fiscal del caso Marcelo Jofré imputó a un hombre a quien se le atribuyó que el pasado 25 de febrero, alrededor de las 19.30 en la localidad de Aluminé, amenazó a una adolescente menor de edad.  El fiscal del caso sostuvo que con el objetivo de provocarle temor, le dijo que iba “a aparecer con la de ni una menos”, una de las consignas sostenidas por el movimiento feminista en el país. Luego, alrededor de 23, la agredió verbalmente luego de que la joven se negara a mostrarle el contenido de un mensaje que había recibido en su teléfono celular.

El delito que le atribuyó fue amenazas en el marco de violencia de género, en carácter de autor.

Como medida cautelar, requirió que el acusado permanezca detenido con prisión preventiva por un plazo de 30 días. Indicó que existe riesgo para la víctima, y que sobre ese fundamento, debía avalarse el requerimiento.

El juez de garantías que dirigió la audiencia avaló la formulación de cargos. Y también el pedido de prisión preventiva por el plazo que pidió el fiscal del caso.  

En tanto en Junín de los Andes, la asistente letrada Elizabeth Pellicer formuló cargos a otra persona de una localidad rural cercana a Junín de los Andes. De acuerdo a la teoría del caso que detalló, el hecho ocurrió el 12 de febrero de este año, alrededor de las 18, en una vivienda del paraje Atreuco Abajo. Allí estaba el acusado y una mujer que es su expareja, a quien le dio golpes de puño, provocándole lesiones de carácter leve. En esas circunstancias,  la apuntó con un rifle y le dijo que la iba a asesinar.

La representante del Ministerio Público Fiscal le imputó el delito de lesiones leves calificadas por el vínculo, en concurso real con amenazas con arma.

Asimismo, requirió que el acusado permanezca detenido con prisión preventiva por un plazo de un mes. Argumentó que existía riesgo para la integridad de la víctima.

El juez de garantías que dirigió la audiencia, avaló la formulación de cargos. Respecto a la medida de coerción, resolvió imponer prisión domiciliaria por un mes, además de la colocación de un tobillera electrónica al acusado y la realización de rondines policiales en la vivienda en la que cumplirá la medida.

Deja un comentario