Conflicto: Nieves de Chapelco podría hacerle un reclamo judicial a la Provincia por lucro cesante

En los últimos días se conoció la noticia de que los responsables de la empresa Nieves de Chapelco S. A. podrían hacerle un reclamo judicial a la Provincia por lucro cesante. ¿Por qué? El tema pasa porque la empresa que tiene la concesión del Cerro Chapelco desde el año 2007, aún no pudo avanzar en la realización el desarrollo de un aldea de montaña que había sido prevista en la concesión original. Se indicó que hay otro emprendimiento conocido como Las Pendientes tiene 250 viviendas y está construyendo 40 departamentos en el cerro Chapelco.

Vale recordar que solo restan 4 años para que finalice la concesión por lo que no habría demasiado tiempo para poder llevar adelante el proyecto del desarrollo inmobiliario.

Por otra parte desde la empresa aseguran que sobrecumplió su compromiso de inversión con la instalación de un medio de elevación. Admitió que aún debe reconstruir una instalación que se quemó pero le reprochó a Provincia que demoró seis meses en firmar un trámite ante la aseguradora y que, cuando se formalizó, los precios en dólares se habían ido por las nubes.

Juan Cruz Adrogué, titular de la empresa, aseguró días atrás en una comunicación radial que hace 13 años que cumplió con sus obligaciones del contrato de concesión que no redactó sino que lo compró a Enrique Capozzollo con todas las obligaciones y derechos. En ese documentó se pervía la entrega de 50 hectáreas para hacer una aldea integrada turística de montaña.

En su momento el ex gobernador Jorge Sapag evitó entregar esas 50 hectáreas que estaban ubicadas en la base del cerro con el fin de evitar un enfrentamiento con las comunidades mapuches. Es por ello que se acordó que se le entregaría una porción mayor de hectáreas en otra ubicación del Chapelco, más arriba de la base con lo que esa cuestión implica en cuanto a llevar los servicios, por lo que hubo un compromiso de un camino asfaltado.

Tres años, dijo Adrogué, tardó la escritura que se formalizó en el decreto 505/2010 en la que las comunidades aceptaron que la concesión era previa y la tierra se había comprometido. En forma paralela en la Ley de Bosques se pintó esa zona de amarillo porque era bosque nativo, entonces no se podía realizar una urbanización. Primero les dio las tierras para hacer una aldea de montaña, parecida a la que ya existe como Las Pendientes, pero luego le impide realizar la inversión.

“Hace 13 años que no podemos hacer nada en esas tierras”, explicó el titular de Nieves del Chapelco quien indicó que “debería hacerle juicio a la provincia, no solo por no haberme permitido hacer el desarrollo turístico sino por 13 años de lucro cesante”.

Aclaró que la Silla del Mocho que trajo desde Francia, inaugurada en 2015 queda fuera de la obligación de la concesión por lo tanto si no se llega a una prórroga de la concesión la puede desarmar y llevársela.

Deja un comentario