#8M: Paro Internacional de Mujeres

Como cada año, el 8 de marzo, agrupaciones feministas se llamaron a parar para visibilizar la desigualdad y la violencia que sufren cada día miles de mujeres en el mundo. Entre las demandas principales del paro internacional feminista remarcaron “paramos para visibilizar las condiciones de superexplotación del trabajo que la crisis pandémica ha impuesto a mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries” y agregaron, “somos quienes soportamos más tareas de cuidado en las casas y en los territorios, más bajos salarios y más desocupación, a la vez que somos las que vivimos con más precariedad”.

Foto archivo marcha 2020

Es probable que con el panorama sanitario actual en algún momento hayan dudado en realizar una movilización. Pero el crecimiento de los femicidios, la violencia machista, la lentitud de la Justicia para proteger a las mujeres que denuncian a sus agresores y la precarización laboral, que se agudizó con la pandemia, volvieron a impulsar la convocatoria, es por eso que este lunes 8 de marzo, las mujeres saldrán a la calle y marcharán una vez más. En San Martín de los Andes el punto de encuentro será en Plaza Sarmiento a las 17 hs.

El reclamo que resuena con más fuerza es la reforma judicial con perspectiva de género para que las denuncias de quienes sufren violencia machista sean tomadas en serio y así evitar femicidios como el de Ursula o Guadalupe. “Exigimos una reforma judicial feminista, paridad en la justicia, elección popular de jueces, juicio por jurados, aplicación efectiva de la Ley Micaela”, resaltaron en otra de las demandas y enfatizaron “paramos contra la violencia machista! Basta de femicidios y travesticidios! Basta de represión policial y violencia institucional. El Estado es responsable”.

En los primeros dos meses del año, se cometieron 50 femicidios; lo que equivale a una mujer asesinada cada 29 horas. La lucha feminista visibiliza cada vez más la desigualdad y la violencia machista. A casi seis años del primer #NiUnaMenos, los nombres de las mujeres golpeadas, baleadas, quemadas y apuñaladas, en su mayoría por sus parejas o exparejas, se agregan a la lista de las víctimas. No faltaran los carteles de Ursula y Guadalupe, dos casos que sacudieron al país por lo previsibles ya que ambas habían realizado denuncias por violencia y en ambos casos los femicidas actuaron con total impunidad.

Imagen gentileza

“Exigimos abogados gratuitos en todo el país para acompañar las denuncias, más presupuesto en cada una de las instancias y programas dedicados a prevenir y enfrentar la violencia de género”, continúan las demandas. “Exigimos que se garantice la ESI laica y feminista en todos los niveles e instituciones educativas de forma irrestricta, capacitación en el marco de la Ley Micaela a los medios de comunicación y campañas de prevención contra la violencia sexista en todos los medios que reciben pauta publicitaria oficial. La separación de la Iglesia y del Estado, el desmantelamiento de las redes de trata de personas con fines de explotación sexual y laboral, y de las fuerzas de represivas y judiciales que son cómplices”, ponderaron.

 Este año, por las restricciones sanitarias que continúan en gran parte del país, la virtualidad será un canal importante de comunicación. Si bien, tomaron la decisión de salir a las calles y marchar, muchas agrupaciones están difundiendo consignas para replicar desde las redes sociales y atenerse a las restricciones que imponen los protocolos para el cuidado de la salud y la prevención de los contagios. Por esta razón, muchas mujeres acompañarán los reclamos con iniciativas en red, como la de Periodistas Argentinas, que propone que las mujeres que no puedan adherir al paro y la marcha se vistan de negro y compartan sus posteos.

Foto archivo marcha 2020

Por otra parte, en el pliego de demandas firmado y compartido por docenas de agrupaciones declararon “paramos porque libres las queremos. No estamos todas, faltan las presas por abortar y por eventos obstétricos. Exigimos liberar a las presas por abortar que aún están en las cárceles de nuestro país. El acceso a la IVE sin obstáculos de los antiderechos y jueces patriarcales. Su implementación efectiva en todo el país junto con la de la ESI será un paso fundamental en la garantía de nuestros derechos sexuales reproductivos y no reproductivos”.

Deja un comentario