Casa Mosqueta: una imperdible propuesta gastronómica para las tardes y noches de Junín de los Andes

Carlos “Tuqui” Viscarro y Florencia Randazzo llevan adelante Casa Mosqueta, una casa de té y confitería que sorprende en Junín de los Andes tanto por su alta propuesta gastronómica,como por su delicada puesta en decoración y detalles, de aromas y sonidos, para pasar un momento súper agradable en familia o con amigos.

Casa Mosqueta está ubicada en Felix San Martín 349, en el centro juninense, cerquita de la terminal. Abre de miércoles a domingos desde las 17 horas y ofrece, entrada la tarde, una variedad de exquisitos tés en hebras junto a una degustación de tortas, tartas, budines, scones, tostadas y dulces, todo de elaboración propia, que completan con jugos exprimidos y licuados. Abrió sus puertas el 18 de febrero con una degustación de la bodega Lagarde y posterior cena.

Florencia explica a RSM: “Tratamos de brindar una cocina más tradicional, nada sofisticada. Nos gusta lo simple y fresco, lo que hacemos en casa o los platos que preparaban nuestras abuelas; compartir recetas familiares. Nuestras elaboraciones acompañan los frutos de cada estación por lo que varían nuestras propuestas cada vez, pues nos gusta comprar insumos a productores de la región”. Luego añade, para aclarar: “Por ejemplo una  Selva Negra, que lleva cerezas, la hacemos en la época en que se da ese fruto. Si no, presentamos otras opciones”.

Entre las exquisitas posibilidades dulces que elaboran en Casa Mosqueta, se pueden probar porciones de  Rogel, Strudel, tartas de manzanas, brownies, tortas de nuez, scones dulces y salados, y más. A la tarde, si gustan, se puede elegir para acompañarlos entre cinco variedades de té en hebras para maridar con la pastelería que se ofrece en cada oportunidad. Se degustan fríos o calientes y el de Mosqueta fue exclusivamente elaborado por Tealosophy para esta casa que lleva su nombre.

Cuando la nochecita se asoma, salen las sabrosas empanadas, los sandwiches de ojo de bife o bondiola, con una cervecita fría, para charlar tal vez alrededor del fogón, la barra o los distintos livings que se encuentran en el jardín. Los sábados, además, se puede cenar, con reserva previa, un plato especialmente elaborado para la ocasión, muchas veces carnes cocidas y ahumadas en el Camado, cuya cocción lenta deja la carne sumamente tierna. Cenas de estilo bodegón con platos como milanesas de bife de chorizo, o un cordero deshuesado que se integra en un pastel de papas.

El lugar no está sólamente bien decorado sino que es realmente funcional. Cuenta con un baño para personas con discapacidad, otro con cambiador para bebés, una casita en el patio para que jueguen los niños, espacios adentro y afuera, lleno de rincones y decoraciones para descubrir y el arte en los cuadros de Pato Cadenazzi.  

Florencia y Tuqui rediseñaron la casa donde vivieron y la cocina donde desarrollan su emprendimiento pastelero. Era la casa y cocina de la abuela Queta y sus recetas y espíritu recorren la propuesta. Queta, la abuela de Tuqui, en cuya cocina comenzó el proyecto que une su nombre con el del fruto local y da nombre a la casa. Casa Mosqueta en honor a ella y a la buena cocina. Una excusa más para visitar Junín y disfrutar de un hermoso lugar que sorprende, al igual que su gastronomía. 

Se puede reservar antes de ir al 2944 296325 o hacerlo a través del Instagram Casa Mosqueta. Y seguramente, luego de visitarlos querrá recomendarlo y regresar pronto, para volver a despertar los sentidos y encontrarse con sabores nuevos.

Fotos: Leo Casanova

1 Comment on Casa Mosqueta: una imperdible propuesta gastronómica para las tardes y noches de Junín de los Andes

  1. Felicitaciones Tuqui. Hacia falta un lugar así en tu querido Junín. Mucha suerte!!!

Deja un comentario