Zona de desastre: confirman que más de 200 viviendas fueron afectadas por las llamas

Las imágenes que llegan desde la Comarca Andina en la zona donde las llamas arrasaron con todo a su paso son impresionantes. Temprano se manejaba información de que había al menos 12 personas desaparecidas, pero el intendente de El Hoyo, Pol Huisman, descartó dicha información. Consideró que es posible que las mismas se hayan autoevacuado.

Foto: Gentileza

El mandatario municipal sostuvo que se realiza un entrecruzamiento de los datos de las personas evacuadas y las autoevacuadas. También se puso a disposición un número telefónico (2944-202241) a fin de que la gente pueda consultar sobre sus familiares o conocidos.

Los incendios aún continúan en gran parte de la zona y los trabajos para sofocar las llamas, pese a la lluvia precipitada en las últimas horas, siguen por parte de los brigadistas y Bomberos. El ministro de Ambiente, Juan Cabandié, anunció que enviará más personal a la zona afectada y que él mismo viajará a la región, luego de hacer una denuncia penal porque, aseguró, es un hecho intencional. El funcionario reconoció que aún tratan de determinar la magnitud del daño y que se busca a más de una decena de personas. Sin embargo, los intendentes de la zona lo descartaron porque consideran que son autoevacuados.

Hasta el momento solo hay registros de una mujer de 51 años debió ser trasladada al hospital Ramón Carrillo de Bariloche, con quemaduras graves. El resto de las personas afectadas se encuentra internada en los hospitales locales.

Las postales de cómo quedó la zona por donde el fuego paso son tremendas. El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, confirmó que el relevamiento preliminar da cuenta de 200 casas siniestradas en la zona afectada. “Con las primeras luces del día, la foto es dantesca. Dramática. Es una imagen dolorosa. Ver el bosque, por un lado y también las casas quemadas”, dijo.

Mónica Vázquez vive en Lago Puelo y decidió autoevacuarse en la casa de su hija. “Había distintos focos en varios lugares que supuestamente, dicen que los prendieron intencionalmente. En un momento, empezamos a ver el reflejo del fuego atrás de la montaña y decidimos irnos para estar seguros”, relató.

Aseguró que a la madrugada cuando empezó a llover, lograron dormir más tranquilos. Saben que su casa está a salvo. “Nos dijeron que se quemaron como 300 casas y que se quemaron también las casillas de gas. Por eso, por mucho tiempo, no tendremos ni gas ni luz”, dijo Vázquez.

Deja un comentario