La Paz Cocina: San Martín de los Andes tiene su primera panadería orgánica, vegana y de fermentación natural

Guillermo Blanco y Chavy Linares llevan adelante un espacio delicado y delicioso en pleno centro de la ciudad. La Paz Cocina, ubicada en Tte. Ramayón 751, busca rescatar la panadería argentina tradicional, pero sin utilizar ingredientes de origen animal y cuidando todo el proceso de producción. Desde una dedicada selección de harinas orgánicas hasta el vínculo con productores regionales y la utilización de frutos de estación. El resultado, un producto completo, rico, bello y más saludable.

Los presentamos. Llegaron juntos desde Buenos Aires, precisamente desde la zona Oeste, Moreno e Ituzaingó, hace siete años. Vinieron en busca de paz y la encontraron en la cocina. Comenzaron a elaborar sus productos en el espacio gastronómico del ex Hotel Sol, y, empujados por la pandemia que obligó a cerrar ese lugar, abrieron el pasado 16 de enero su propio local. 

Guillermo estudió en el Instituto Argentino de Gastronomía y trabajó en el restaurante Freud & Fahler, en Palermo, junto al Chef Pol Likan, quien ya hace unos diez años cocinaba sus panes de masa madre para recibir a sus comensales. Sabrina, conocida por todos como Chavy, estudió fotografía, es artista y se vinculó con los temas de la imagen. Por eso él es el que amasa y produce, y ella la que se encarga de la atención al público, la puesta del local y las redes. Por supuesto, hay días que demandan que las fronteras se crucen y compartan tareas para sacar adelante su emprendimiento. 

La Paz Cocina abre sus puertas de martes a domingo, desde las 10 horas hasta agotar stock, lo que sucede todos los días llegando el mediodía. Cada producto es fresco, recién elaborado, de una manera muy cuidada. Allí elaboran y sacan a la venta un increíble Pan Patagónico de Masa Madre y Pastelería Vegana Orgánica. Ellos explican que representan a la panadería tradicional pero con un toque más actual y saludable. 

Nació así en la ciudad un nuevo espacio culinario que cubre las necesidades de la gente que busca productos exclusivamente veganos. “Hacemos una panadería argentina artesanal, bien de barrio, pero sin utilizar ingredientes de origen animal”, explica Guillermo. Por eso se encuentran allí panes de campo, cremonas, libritos, medialunas, pan con chocolate, chipá, grisines, “algunos de los productos con los que hemos crecido de chicos y valoramos mucho”.

Sus panes son elaborados con harinas orgánicas certificadas, y otras alternativas, como la de sarraceno, maíz, quinoa, incluso algunas harinas realizadas por ellos mismos. También panes patagónicos de masa madre y una exquisita pastelería vegana. Guillermo y Chavy buscan nutrirse de proveedores de la zona  para contribuir a disminuir la huella de carbono, y sus envases son biodegradables, “porque estamos convencidos que tenemos que cuidar el medio ambiente entre todos”.

La pastelería integral que producen, incluye por ejemplo alfajores, budines, muffins, y galletitas integrales, entre otras opciones. Como sus productos se agotan cada jornada, hasta las 12 hacen reservas de panes para el día siguiente, pero la pastelería cambia todos los días porque usan frutos de estación. Además, vienen trabajando desde hace un tiempo en el desarrollo de un pan de fermentación natural sin gluten.

En las redes se los encuentra como @lapazcocina. Y de una de sus publicaciones tomamos estas frases que los identifica y de alguna manera nos cuentan cómo son: “El pan tiene la noble virtud de enseñarnos todo el tiempo y generalmente nos conduce por senderos donde la ansiedad no es algo que queramos llevar de mochila.En el mejor de los casos nos vuelve personas más humildes, comprendiendo cada día un poco más nuestra función en este recorrido y dónde estamos parados realmente al final de cada jornada”.

La Paz Cocina es una invitación a descubrir una nueva panadería y pastelería moderna y saludable, con detalles y sabores que sorprenden. Para estar a las 10 de la mañana allí, esperando que abran su puerta, y elegir algunas de sus opciones recién salidas del horno. Una propuesta que sin dudas completa la oferta gastronómica de esta ciudad de la cordillera neuquina y la enriquece.

Fotos: RSM y Chavy Linares

Deja un comentario