Dos familias resultaron con sus rodados destruidos y algunos golpes tras chocar en la Ruta 40 contra un equino suelto

«Nos salvamos de milagro», manifestó uno de los ocupantes de uno de los rodados que en la noche de este viernes chocaron contra un caballo suelto sobre la Ruta Nacional 40. El equino falleció por el impacto y los ocupantes sólo sufrieron golpes menores y el destrozo de sus autos.

El hecho ocurrió el viernes pasadas las 20 horas frente a la estación de servicio Axion sobre el acceso norte de la localidad de Junín de los Andes, a unos metros pasando el puente del río Chimehuín.

«El primer vehículo, un Volkswagen Surán, se dirigía por la ruta en dirección al barrio Militar cuando se cruzó el equino y lo pasaron a llevar, lo atropellaron. Con tanta mala suerte, que el animal se cruzó al carril contrario, por donde pasaba un Chevrolet Corsa que no alcanzó a frenar y se lo tragó de frente. El vehículo arrastró al caballo unos 40 metros hasta detenerse y el animal quedó sobre la calzada», relató el Comisario Inspector, Daniel Castillo.

Foto: Rodolfo Ramírez – LM Neuquén

Seis personas, tres de cada vehículo, fueron derivadas de urgencia al hospital local para ser revisadas, aunque los médicos constataron que sólo sufrieron algunos golpes de magnitud leve y fueron dados de alta a los pocos minutos. Afortunadamente, no hubo más involucrados en el siniestro.

Los uniformados de la División Tránsito que trabajaron en el lugar y asistieron a las víctimas, convocaron a personal municipal que trasladó el cuerpo del animal para ser incinerado. Bomberos Voluntarios también colaboró con la limpieza de la ruta.

Deja un comentario