Audios de Whatsapp: otra forma de acceder a la literatura

Relatos en red se llama la propuesta que conecta a personas con discapacidad visual que quieren acceder a la literatura con voluntarios y voluntarias que aman leer en voz alta. La lleva adelante la organización Tiflonexos, que recibe cuentos grabados en audios de WhatsApp o por mail y los distribuye entre casi cuatrocientos usuarios de habla hispana de diferentes países del mundo.

Pablo Lecuona, junto a un grupo de amigos, creó Tiflonexos, una biblioteca en internet para personas con discapacidad visual de habla hispana. Y el año pasado, en plena pandemia, Tiflonexos y Puentes de Libros ―un programa de promoción de la lectura en contextos de encierro y espera― lanzaron Relatos en red, una propuesta sencilla pero efectiva que busca acercar la literatura a personas ciegas y con baja visión.

Para lograrlo, Relatos en red recurre a voluntarios y voluntarias que registran historias en audio. Estas personas eligen un cuento y lo graban leyendo con voz clara y sin ruido ambiente. Siempre indican al comienzo su nombre, el título y el autor del texto que se va a leer. Luego envían el audio por mail a comunidad@tiflonexos.org o por WhatsApp al +54-911-5895-1047, para que las organizaciones lo reenvíen gratuitamente a casi 400 personas con discapacidad visual que se han suscripto (por mail o WhatsApp) para recibirlo. “Lo que no nos esperábamos era tener el alcance que tuvimos en tan poco tiempo”, cuenta Pablo.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) estimó, en 2018, que casi 900.000 personas tienen algún grado de discapacidad visual en la Argentina. Y precisó que el 96,4 % de ellas manifestó tener “mucha dificultad para ver” y el 3,6 % restante indicó que no puede ver “nada”.

A Relatos en red llegan lecturas de todos los géneros: policial, ciencia ficción, romántico, misterio, aventuras, y para todas las edades. De la propuesta ya participan personas de Argentina, Chile, Guatemala, México, Colombia, España, Rumania y Alemania.

Pablo aclara que los coordinadores de este proyecto siempre tratan de enviarles a lectores y lectoras los comentarios que reciben de usuarios y usuarias. “Los lectores son muy importantes para nosotros porque son la puerta de entrada para favorecer la autonomía de las personas con discapacidad”.

“Uno de los principales problemas en torno a la discapacidad es la falta de información sobre las posibilidades de autonomía que pueden tener las personas”, explica Pablo y resume el espíritu del proyecto: “Hay que abrir puertas para que no crean que con las dificultades en la visión se termina el mundo. Hoy el celular es como nuestros ojos, con distintas aplicaciones nos permite acceder a la literatura o, también, a lo que dice la etiqueta de una lata de arvejas o un test de embarazo. Pero si no conocés estos recursos te estancás en que no se puede, en la pérdida. Por eso, nosotros trabajamos para extender el acceso a la lectura y a la información a través del aprovechamiento de la tecnología”.

Deja un comentario